El alcalde de Ferrol muestra su apoyo al proyecto de GRI Renovables

José Manuel Rey Varela

   El alcalde de Ferrol, José Manuel Rey Varela, ha calificado como “muy positiva” la posibilidad de que una parte de las instalaciones de Navantia Fene puedan ser utilizas en un futuro por la empresa GRI Renovables, perteneciente a la Corporación Gestamp, para la fabricación de componentes eólicos marinos.

El regidor ferrolano ha asegurado que en caso de materializarse este proyecto se lograría uno de los objetivos que más buscan a día de hoy todos los gobiernos, “como es la generación de empleo” destacando además que Ferrol y toda su comarca “tiene que estar a disposición de inversiones productivas y que puedan diversificar” algo por lo que “lleva esperando esta comarca muchos años”.

Asimismo, ha adelantado que brindará “todo el apoyo institucional que sea necesario” para conseguir el asentamiento de empresas que generen empleo y también ha instado tanto a la Xunta como a la SEPI a “lograr la consecución de este proyecto” para que esta comarca pueda competir con otros posibles emplazamientos que se están estudiando a día de hoy, como son “Reino Unido y Portugal”.

En su intervención, el regidor también ha destacado la importancia de esta empresa, “de nacionalidad española, pero que opera a nivel internacional”.

LUGAR ESTRATÉGICO

El interés de GRI Renovables para producir parte de las piezas que componen un aerogenerador maríno viene motivado tanto por la posición estratégica que ocupa este astillero, con posibilidades de entrada y salida de mercancías por mar y también por el potencial de la mano de obra, debido a la presencia en Ferrolterra de personal cualificado en las labores de construcciones metálicas, y de industrias auxiliares con solvencia más que contrastada.

De cara al futuro, GRI Renovables también proyecta el poder construir en estas instalaciones Jackets, las plataformas sobre las que se asientan los eólicos en el mar.

Según las primeras estimaciones del proyecto, la inversión a realizar se situaría en torno a los 100 millones de euros y se podrían generar entre 500 y 700 puestos de trabajo, dándose traslado del mismo tanto a la Xunta como a la SEPI, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, propietaria del astillero de Fene.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar