Sanidade defiende la gestión del ébola en Galicia

La conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, ha vuelto a defender este martes en el Parlamento gallego la gestión llevada a cabo en el ámbito nacional y autonómico en relación al virus del ébola y ha querido mandar un mensaje de “tranquilidad” a la población, tras señalar que la Comunidad ha adquirido ya más de 8.000 trajes de protección y cuenta con más de 2.000 profesionales formados a través de 209 actividades.

Rocío Mosquera ha comparecido en el Pleno del Parlamento para dar cuenta de las medidas tomadas por el Ejecutivo gallego en relación al brote de enfermedad del ébola, en el que Sanidade lleva trabajando “desde el mes de marzo”.

La conselleira ha defendido que, desde Galicia, se han seguido “en todo momento las recomendaciones de los organismos internacionales”, con implicación de todos los niveles sanitarios a nivel nacional y autonómico.

El primer protocolo distribuido por el Ministerio de Sanidad, y actualizado desde aquel momento, data del 3 de abril, ha recordado Mosquera, que ha defendido la actuación “coordinada” y “desde el primer momento” entre todas las comunidades autónomas.

A raíz del contagio de la auxiliar de enfermería Teresa Romero en Madrid, la consellería “reforzó sus actividades tanto informativas para profesionales y población como formativas para profesionales”, dada “la alarma generada”. “En ese momento cambió la percepción de riesgo de la población, pero insistimos en que no se han registrado casos en Galicia, la probabilidad se considera extremadamente baja y no se ha incrementado el riesgo”, ha sentenciado Mosquera.


CENTRO DE REFERENCIA

Frente a las críticas de los grupos de la oposición, Mosquera también ha defendido la elección del Hospital de Meixoeiro, en Vigo, como centro de referencia en Galicia para el tratamiento de casos de ébola, aunque ha recordado que Galicia trasladó al Estado la posibilidad de fijar un único centro de referencia a nivel nacional, que se encargase de todos los casos, una propuesta que “se está valorando”.

Rocío Mosquera ha apuntado que el Meixoeiro cuenta con dos habitaciones habilitadas para pacientes con enfermedades infecto-contagiosas, “acceso independiente”, zona de descontaminación y área de almacenamiento de residuos “independiente”, así como profesionales “formados” para este tipo de actuaciones.

“Se está trabajando de forma responsable, transparente y coordinada”, ha apuntado Mosquera, que ha garantizado que los protocolos está “perfectamente establecidos” y ha enviado un “mensaje de tranquilidad a los ciudadanos”. “Hoy por hoy no hay casos de ébola en España”, ha sentenciado, Mosquera, para concluir que, en el caso de España, la gestión del caso, en base a los resultados, “fue impecable”.

FORMACIÓN

Uno de los puntos que ha centrado más el debate ha sido la falta de formación denunciada por los profesionales de distintos centros y servicios gallegos, así como la “desinformación” de la que, ha alertado la oposición, son víctimas.

Las distintas unidades de gestión realizan, desde el mes de septiembre, actividades de formación “adaptadas a la posibilidad de un mayor o menor contacto con un supuesto caso”, ha explicado la conselleira, una formación que se realiza de “forma progresiva” y “en cascada”, con el objetivo de ir formando “formadores”. El 061, por su parte, cuenta “con un plan de formación específico”.

En concreto, Mosquera ha revelado que se han realizado 209 actividades formativas, a las que han asistido 1.237 profesionales de Atención Primaria, 240 profesionales de Urgencias y 842 integrantes del resto de personal. Únicamente del Hospital do Meixoeiro han sido formados 180 profesionales y 422 del servicio de Urxencias Sanitarias 061-Galicia.


TRAJES DE PROTECCIÓN

Mosquera también ha respondido en su intervención a las críticas de la oposición sobre la falta de idoneidad de los Equipos de Protección Individual (EPI), que, ha reiterado, “cumplen los certificados” exigidos por la Directiva Europea.

En la actualidad, Galicia ha adquirido más de 5.500 trajes del tipo II y más de 2.800 trajes de tipo III, que se usarán “dependiendo de la previsión de riesgo” que exista en función del caso y del papel del sanitario. Para la conselleira, en estas circunstancias Galicia dispone de “stock suficiente de equipos”.


UNA GESTIÓN DE “VERGÜENZA”

Los grupos de la oposición han profundizado en las críticas la gestión de la crisis del ébola en España, tanto en lo relativo a la repatriación de los dos misioneros desde Sierra Leona y Liberia, como al tratamiento del contagio de Teresa Romero y la preparación de medios y formación en distintos puntos del país.

“Su gestión es una vergüenza”, ha dicho a la conselleira la diputada de AGE Eva Solla, mientras que Carmen Iglesias, del Grupo Mixto, la ha calificado de “esperpento” y Pachi Vázquez, del PSdeG, ha visto en ella una “chapuza nacional”. “Toda la gestión del ébola fue pésima y ni transparente ni nada que se le pareciese. Es un ejemplo de prepotencia de tal calibre que raya la estupidez”, ha denunciado la diputada del BNG Montse Prado.

Durante su intervención, Carmen Iglesias, que ha pedido la dimisión de Ana Mato, ha afeado al Gobierno central su intento de “culpabilizar y desprestigiar” a la profesional contagiada, que “se convirtió de víctima en culpable”, y les ha atribuido la “desinformación” existente entre la población para emplear “el miedo como arma de control”.

Por su parte, Montse Prado, que ha expresado su “solidaridad” con la auxiliar de enfermería, ha vinculado la gestión “descoordinada” de esta crisis con “el desmantelamiento de la sanidad pública”. En particular, la diputada del BNG ha criticado que se repatriasen dos misioneros enfermos “en contra de todos los criterios médicos y científicos”, que se hayan “buscado culpables donde no los había” y que se esté utilizando “material inadecuado” en los centros.

La diputada de AGE Eva Solla también se ha referido a los “recortes” en sanidad y al “desmantelamiento” del Hospital Carlos III de Madrid para criticar que la gestión del Gobierno se “encomiende a la suerte”. “Son ustedes, con su política de desinformación, los que siembran el miedo y la desconfianza”, ha aseverado Solla, que ha tenido palabras de reproche para la falta de medios del Hospital de Meixoeiro.

“Me siento avergonzado como médico y como ciudadano con lo que acaba de pasar a nivel nacional”, ha indicado, durante su intervención, el diputado socialista Pachi Vázquez que ha asegurado que, aunque “nunca haya un caso” en Galicia, esta situación sirve de “test” para “saber como está la sanidad y los centros de control”.

Tras criticar que la conselleira dedicase parte de su intervención a hablar sobre las características del virus, lo que ha calificado como “la Wikipedia del ébola”, Pachi Vázquez ha mostrado su extrañeza por la elección del Meixoeiro como centro de referencia, dado que “no tiene un departamento de enfermedades infecciosas”, del que si disponen otros hospitales como el de A Coruña. En este sentido, ha pedido a Sanidade que “dote al Mexioeiro de un servicio específico de enfermedades infecciosas y de una sala especial para atenderlas”.

En contraposición, el diputado del PPdeG Miguel Santalices, que ha mantenido acalorados diálogos con otros diputados durante sus intervenciones, ha aludido a entrevistas recogidas en distintos medios con profesionales en este ámbito, en las que defendían que Galicia se encuentra correctamente “preparada”.

En este sentido, Santalices ha asegurado que en Galicia “la situación está controlada” y se dispone “del material necesario” y de “magníficos profesionales en este campo”, por lo que ha instado a “poner fin a este pánico irracional y desproporcionado y no alimentarlo políticamente”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar