La fragmentación de AGE no repercutirá en sus diputados

La dirección en funciones de Anova, que tiene pendiente constituir la nueva Coordinadora Nacional salida de su segunda asamblea nacional (será este sábado), avala que la diputada Consuelo Martínez permanezca en el Grupo de AGE del Parlamento, pese a que vaya a darse de baja de esta organización, decisión que adoptó colectivamente el grupo crítico Cerna. Tampoco EU pide su marcha.

Esta corriente interna fue la que confrontó con los seguidores de Xosé Manuel Beiras, y de Martiño Noriega como otro de los referentes de este colectivo, en la II Asamblea de Anova, que tuvo lugar el fin de semana del 11 y 12 de octubre. En ella, la votación de nombres para la dirección dejó fuera del máximo órgano de decisión a los miembros de Cerna, salvo a tres mujeres que lograron un puesto por la cuota femenina.

Con las listas abiertas, los participantes de la asamblea dieron el control absoluto de la Coordinadora a los partidarios de seguir el camino iniciado con la alianza con Esquerda Unida en las gallegas de 2012 y que pretenden ampliar. Mientras, Cerna abogaba por un proyecto más genuino nacionalista, de acompañamiento también a las mareas ciudadanas, pero con un cierto cuestionamiento a la alianza con EU.

En este grupo se encuentra la diputada de AGE Consuelo Martínez, quien, cuando se votó las alianzas de Anova para las elecciones europeas del 25 de mayo, optó por la opción contraria a acudir con Izquierda Unida, esta última apoyada por Xosé Manuel Beiras en lo que supuso la primera ruptura con los que hasta entonces habían sido sus estrechos colaboradores.

Luego, los miembros de Cerna que pertenecían a la Permanente (lo que se correspondería con una ejecutiva en un partido clásico) dimitieron de sus puestos y retomó la primera línea Martiño Noriega, que se había marchado por discrepancias con los miembros de Cerna, que antes controlaban la dirección.

AVAL DE LA DIRECCIÓN Y EU

Precisamente, el también alcalde de Teo y coordinador en funciones de Anova ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que Anova “no va a hacer causa” con la continuidad de Martínez en el Parlamento y para que “siga haciendo un buen trabajo” bajo el amparo de AGE, ya que “se presentó por estas siglas” en una coalición.

Tampoco Esquerda Unida pedirá que Consuelo Martínez deje la Cámara gallega aunque se dé de baja de Anova. “Somos respetuosos con el proceso de Anova”, ha asegurado su secretario de Organización, Rubén Pérez, en declaraciones a Europa Press, para apoyar, a renglón seguido, que la diputada continúe en el grupo por el que fue elegido.

Se evita, así, que pueda abrirse una nueva brecha en la coalición parlamentaria después de que la sustitución de un diputado de AGE en Ourense dejó al grupo con un parlamentario menos al negarse la ahora expulsada de EU Carmen Iglesias dejar su acta para que tomase posesión de ella el siguiente en la lista (de Anova).

Consuelo Martínez ya ha mostrado su intención de continuar en el Parlamento de Galicia integrada en el Grupo de AGE. Por su parte, Cerna guarda silencio sobre los pasos que seguirá y acerca de la postura de su compañera.

BAJAS E INTEGRACIÓN

El coordinador en funciones de Anova ha rechazado hacer “cábalas” sobre las bajas que se puedan producir, pero se ha mostrado seguro de que hay miembros de Cerna que no quieren dejar esta organización, algo que quedó reflejado en el 27 por ciento de los votos emitidos en el referendo electrónico, frente al 73 por ciento que votó a favor de dejar la organización liderada por Beiras.

Noriega ha mostrado su “respeto” por la decisión de Cerna de abandonar la organización (algo que en todo caso deberán hacer de forma individual), y ha rechazado que se haya producido un fracaso de la intención de Beiras cuando en la clausura de la segunda asamblea hizo llamamientos a la integración de todas las opiniones en el seno de Anova, en donde dijo que había hueco para todas ellas y que “nadie sobraba”.

“No nos queda más que respetarlo”, ha abundado Noriega, quien ha incidido en que siempre defendió que había lugar para todos siempre que las posiciones no fuesen “excluyentes”.

Pese al contexto, una escisión aún por cuantificar en la organización con apenas dos años de vida y que a su vez nació de una ruptura con el BNG, Martiño Noriega se ha mostrado “moderadamente optimista con el futuro” de la formación, cuyo objetivo es ser “representante del nacionalismo gallego” en todos los procesos.

BNG, PROYECTO NACIONALISTA

Por su parte, preguntado aprovechando su participación en una manifestación de emigrantes retornados, el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, ha asegurado que no tiene más información que la que conoce por la prensa sobre la situación de Cerna, rechazando así que hubiese contactos con los escindidos del Bloque.

En todo caso, Vence ha recordado que el BNG “está trabajando desde hace tiempo en una estrategia de refuerzo del proyecto nacionalista”, el cual va “dirigido a la mayoría de la sociedad”.

“Queremos sumar fuerzas con todos los que quieran hacer fuerza”, ha dicho, contra las políticas centralistas y que van “en contra de la mayoría social”. “Y en esta dirección estamos abiertos a todo el mundo que quiera contribuir”, ha sentenciado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar