Falso intento de atentado contra Cameron

En pocos segundos se desató una alerta policial cuando el presidente británico David Cameron visitaba la localidad inglesa de Leeds. Un joven gimnasta que se dirigía al gimnasio causó la alarma al colisionar contra el premier de forma accidental.
De inmediato la custodia policial se dividió en dos operaciones simultáneas: unos inmovilizaron al supuesto agresor, en el momento del cuerpo a cuerpo -que no fué frontal sinó lateral- y otros apuraron la entrada de Cameron en el interior del coche para ponerlo a salvo de un posible atentado terrorista y aislarlo con las medidas de seguridad con que cuenta un coche blindado.
La policía se lleva al detenido hacia el fondo. La detención duró veinte minutos hasta que se aclararon las cosas.
Esta es la imágen de la BBC.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar