La pericia del piloto de la avioneta impidio males mayores

Un equipo de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac) del Ministerio de Fomento se encuentra desplazado desde este domingo en la localidad de Barro (Pontevedra) para investigar las causas que obligaron a una avioneta a realizar un aterrizaje de emergencia cerca de la AP-9, según han informado fuentes del organismo.

Esta investigación se suma a las diligencias abiertas por la Guardia Civil para analizar las causas que pudieron producir el siniestro, por el que los cuatro ocupantes de la aeronave resultaron heridos de distinta consideración, aunque la vida de ninguno de ellos corre peligro, según comunicaron a Europa Press representantes de Gallaecia Air Club, al que pertenece el aparato.

La avioneta privada –Piper PA-28R-180 Cherokee Arrow– realizó este domingo un aterrizaje de emergencia cerca de la Autopista del Atlántico (AP-9), concretamente en una zona arbolada situada en el lugar de Curro, en Barro.

Así, está previsto que en los próximos días la Ciaiac divulgue un documento con información factual del accidente y que, tras la finalización de la investigación, publique un informe final sobre las causas del incidente y posibles recomendaciones de seguridad.

Tal y como han trasladado fuentes de Gallaecia Air Club, Aviación Civil está inmerso en el trabajo de campo en el lugar del accidente y va a desmontar piezas de la avioneta, algunas de las cuales serán analizadas en hangar y otras enviadas a Madrid. Además, la Guardia Civil ha acordonado la zona y se encuentra custodiando los restos desde el momento en que produjo el accidente.
EL PILOTO «NO PERDIÓ EL CONTROL»

El portavoz del club de vuelo ha aseverado que «estos aparatos son muy seguros» y ha explicado que siempre que hay un accidente no se produce por «un factor», sino por «una concatenación de factores, y hay que estudiarlos con calma y meticulosidad».

En todo caso, ha destacado «la pericia del piloto», que «no perdió el control» del aparato durante las maniobras de aproximación. Así, ha indicado que la velocidad que llevaba la aeronave, aunque «desproporcionada» para realizar un aterrizaje convencional, fue «relativamente reducida» para uno de emergencia.

«El piloto fue fundamental para las consecuencias» en los pasajeros, ha subrayado, sin dejar de recalcar que la avioneta «aterrizó controlada».
CUATRO HERIDOS

Según precisó la Delegación del Gobierno en Galicia, los cuatro ocupantes de la avioneta despegaron del aeropuerto de Peinador a las 11,24 horas de este domingo, teniendo en el plan de vuelo la previsión de regresar a la terminal de Vigo a las 12,30 horas. Sin embargo, la Guardia Civil de Pontevedra fue avisada del accidente sobre las 12,03 horas por el 112.

A consecuencia del siniestro, los cuatro ocupantes –dos hombres y dos mujeres– resultaron heridos. El piloto fue trasladado en helicóptero al Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), mientras que los demás –dos mujeres y un hombre– fueron evacuados en ambulancia a centros hospitalarios, uno de ellos al Hospital do Salnés y los otros dos al Montecelo de Pontevedra.

Para facilitar las labores de rescate y el acceso de los medios, la Guardia Civil cortó de forma intermitente, y durante media hora, los carriles de la autopista en el punto kilométrico 119,5, en sentido A Coruña.

Representantes de Gallaecia Air Club han comunicado que el piloto, Sergio L., ha sido trasladado en la mañana de este lunes al Hospital Meixoeiro y presenta una lesión en una vértebra y la mandíbula astillada, aunque se encuentra fuera de peligro dentro de la gravedad.

En lo relativo a los demás pasajeros, el copiloto tiene afectado el bazo y su mujer sufrió daños en la cadera, y ambos han sido desplazados desde el Hospital Montecelo hasta el Meixoeiro. Finalmente, la cuarta pasajera es la que presenta las lesiones más «leves» y ha sido trasladada hasta el hospital de Povisa, según las mismas fuentes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar