Hacienda sigue el rastro de los negocios de Oleguer Pujol

image

Tras el registro practicado el jueves por la Unidad de Delitos Económicos y Financieros de la Policía (UDEF) en el domicilio y las empresas de Oleguer Pujol, el hijo menor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz pedirá previsiblemente a la Agencia Tributaria que analice pormenorizadamente las operaciones inmobiliarias para rastrear posibles irregularidades que puedan acreditar la supuesta comisión de delitos fiscales. según fuentes jurídicas que citan los diarios, dicho análisis podría demorarse semanas, dado el volumen de la documentación incautada.

LA VANGUARDIA adelanta que el juez va a esperar unos días antes de dar nuevos pasos en relación con las diligencias y que, mientras tanto, la Fiscalía quiere oír el testimonio de las personas que tuvieron negocios con Oleguer. Este rotativo también apunta que la Policía ha localizado la nube informática que almacena información sobre las operaciones. Según ABC, tanto Oleguer Pujol como su socio vaciaban cada semana en dicha nube los archivos de sus ordenadores por precaución y los borraban del disco duro.

Los diarios también aportan datos sobre Drago, un fondo de inversión y sociedad matriz de la trama investigada, la firma a través de la cual operaba y por cuyos negocios ha sido imputado Oleguer Pujol. Según ABC, esta empresa intentó detener la investigación de una auditoría encargada a Deloitte. EL PAÍS dice que Drago perdió casi 20 millones de euros con las inversiones de Oleguer Pujol en Gran Canaria. EL PERIÓDICO apunta que Drago dice tener las cuentas limpias, así como que su presencia en paraísos fiscales es una ‘operativa habitual’. EL ECONOMISTA incide en que «Deloitte asegura que los negocios de Oleguer Pujol eran lícitos».

Por otra parte, en una entrevista en el diario ARA, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, dice que «si hay sospechas se debe actuar en todas partes», tras lo que agrega tener la «sensación» de que el Estado no siempre es «ecuánime» al abordar unos casos de corrupción y otros.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar