Oleguer Pujol, detenido y puesto en libertad como imputado

El hijo menor del expresidente de la Generalitat Oleguer Pujol, ha sido detenido a primera hora de la mañana por la Policía judicial durante el registro de su vivienda en Barcelona para, pocas horas después, quedar en libertad en calidad de imputado por blanqueo de dinero.

La operación, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, contó con varios perros entrenados para detectar billetes, pero se desconoce si fue localizado dinero negro. Se trataba del primero de una serie de registros en sus propiedades, que tendrá continuidad en otras empresas de la capital catalana, Madrid y Valencia.

Se trata de averiguar la procedencia del dinero que permitió comprar 1.150 oficinas del Banco Santander por un conglomerado de sociedades de las que forma parte el hijo de Pujol, además de su socio, también detenido, Luís Iglesias.

HIJO MAYOR

Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, trasladó 2,4 millones de euros de sus cuentas en Andorra a otra en México el pasado 4 de agosto, tras haber sido imputado el pasado mes de febrero, según el auto del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, quien ha pedido el bloqueo de los fondos que posea en el Principado. En septiembre, en su declaración ante el juez, Pujol Ferrusola negó tener cuentas en el extranjero.

Por otro lado, el magistrado cita a 11 personas como imputadas en la causa que instruye contra el primogénito de Jordi Pujol – en la que había imputado también a su exmujer – por el pago de ocho millones de euros entre 2004 y 2012 a cambio de adjudicaciones públicas. Son empresarios que facilitaron el cobro de dichas ‘mordidas’, así como familiares de Pujol Ferrusola que pactaron con él para ocultar esas ganancias. El juez les atribuye delitos de blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública y falsedad en documento mercantil. Además, el juez ha citado a 27 testigos y ha ordenado comisiones rogatorias a Liechtenstein, México y Reino Unido.

Las empresas de Pujol Ferrusola cobraron doce millones de euros a una treintena de empresas por servicios que, en la mayor parte de los casos, la Udef considera ficticios. De ellos, ocho millones corresponden a 17 empresarios contratistas de la Generalitat, como Carlos Sumarroca Coixet – fundador de Convergència – y su hijo Carlos Sumarroca Claverol, o el presidente de Isolux Corsán, Luis Delso Heras. Algunos de estos pagos, que se produjeron a partir de 2004, cuando Jordi Pujol ya no era presidente de la Generalitat, corresponderían a “servicios practicados en el pasado”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar