Feijóo defiende el concepto «Estado de las Autonomías» como factor de estabilidad

Feijóo_Nova Economía Fórum

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, abogó hoy por mantener las bases «de ese invento genuino» que la transición llamó Estado de las Autonomías, frente a los ataques directos a este o frente a los ataques solapados. Para el responsable del Ejecutivo gallego, a razón de que se cuestione esta fórmula de convivencia de los pueblos de España, no es que funcione mal, «sino todo el contrario». «Funciona bien, propició muchos años de estabilidad, garantizó la solidaridad, el equilibrio el autogobierno en la unidad, y eso, por lo que se ve, molesta a algunos», aseveró.

En esa misma línea, aseguró que tachar de inmovilistas a aquellos que defienden que se mantenga aquello que va bien, es tan inadecuado como aplaudir sin más modificaciones que no se explican ni precisan.

Durante la presentación de Arantza Quiroga, ex-presidenta del Parlamento Vasco, que impartió una conferencia en el marco del desayuno informativo de Nueva Economía Fórum-Tribuna Galicia, Feijóo reseñó que Quiroga forma parte de una generación que impulsa la idea de una España diversa, frente a un nacionalismo que excluye y divide.

«Conocemos la experiencia de Arantza, su juventud condicionada por la opresión terrorista, su amargura al ver caer a compañeros con los que compartía sueños e ideales. Sabemos que aquellos años terribles no dejaron en ella ninguna huella de rencor, sino una voluntad reforzada de trabajar por lo que cree», dijo, a lo que añadió que «el terrorismo odiaba la política porque quería sustituir la palabra por las armas. Le estorbaba el diálogo, el debate, el intercambio de ideas. No soportaba los instrumentos consustanciales a la política democrática, como sucede con todas las mentalidades dictatoriales.»

Al hilo de esto, Feijóo afirmó que «ahora que vencemos al terrorismo, vivimos entre movimientos populistas que proliferan en Europa»: «En todos late un rechazo al político, un menosprecio a los parlamentos y un ataque a los partidos», resaltó, precisando que aquí, en Galicia, esas señales de identidad van acompasadas» de un calculado coqueteo con algún residuo de violencia».

Para el presidente de la Xunta, pretenden aprovechar el comprensible descontento de una parte de la ciudadanía, para construir un discurso que quiere socavar los cimientos de la democracia. Y, delante de este panorama, Feijóo afirmó que «nuestra responsabilidad no es otra que rescatar todos los días la política de manos de aquellos que la llenan de oprobio con sus fechorías».

El responsable autonómico aseveró que la política democrática sufre hoy un asedio por dos flancos distintos: «Ese populismo que esconde querencias totalitarias, y las conductas inadecuadas o claramente corruptas». Frente a unos, afirmó que hay que remarcar que, «sin política, no es posible la democracia, y sólo florecen sucedáneos con apellido engañoso, como la < democracia orgánica> del franquismo o las < democracias populares> de los regímenes comunistas». Y frente a los otros, es preciso adoptar medidas rigurosas y expeditivas «en las que no cabe ninguna malentendida solidaridad de partido».

El titular de la Xunta concluyó su intervención incidiendo en que hace toda una generación de demócratas vascos que escribieron una hermosa epopeya en defensa de la política en mayúscula y de la España unida y diversa. «Tenemos una deuda inmensa con ellos, y la única forma de pagarla es preservando sus valores, recordando que el político no es sino un ciudadano que opta a administrar el público en nombre de otros ciudadanos que lo eligieron», abundó.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar