Ence recolocará en Pontevedra trabajadores de Huelva, cuya planta abandona la producción de celulosa

 

La dirección de la empresa Ence-Energía y Celulosa y el comité de empresa han llegado a un preacuerdo este domingo acerca de la situación del centro fabril tras anunciar la empresa el cierre de la planta de celulosa de Huelva y presentar un expediente de regulación de empleo (ERE).

Así, a la espera de ser refrendado por los trabajadores de la planta este lunes, ambas partes han acordado las recolocaciones en base al lanzamiento del proyecto del parque de generación de energía renovable con biomasa, que supone el cese de la producción de celulosa.

En declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa, Juan Manuel Belda (CC.OO.), ha indicado que, para la transformación del complejo industrial de la compañía en Huelva, «la empresa contará con algunos de los puestos de trabajo existentes y ofertará recolocaciones en Pontevedra y Asturias a aquellos que no sea posible ubicar en Huelva».

Por su parte, Ence ha señalado en un comunicado que el proyecto constituirá «un relevante impulso para la industria limpia y respetuosa con el medio ambiente en Huelva».

El preacuerdo, que «mejora significativamente las condiciones que establece la legislación vigente», según la compañía, contempla la reducción del número de afectados en Huelva en ocho personas e incrementa las recolocaciones internas inicialmente ofertadas con 28 puestos adicionales, de los que 26 son de cobertura inmediata en Huelva.

Igualmente, el preacuerdo incluye una bolsa de recontratación para el supuesto en que la empresa deba realizar contrataciones futuras, así como la incorporación de los trabajadores a un programa de recolocación externa «por período superior al legal», destaca Ence.

Ence reconducirá así su actividad hacia la energía renovable, para lo que, según el presidente del comité, contará con mano de obra de la empresa.

En este sentido, Belda ha afirmado que «se han dejado todos los puestos posibles», siendo alrededor de 60 personas las que se mantendrán de la plantilla de la fábrica de Huelva, y otras 60 de personal de oficina, producción y mantenimiento. La plantilla de la planta de celulosa estaba compuesta por un total de 294 empleados. Además, la empresa ofertará recolocaciones en los centros de Ence ubicados en Navia (Asturias) y Pontevedra.

En este sentido, Belda ha expresado el «vacío» que siente tras las duras negociaciones que han mantenido esta última semana con la dirección de la empresa. De hecho, el preacuerdo ha llegado a las 7,00 horas de este domingo, toda vez que permanecían reunidos desde las 9,00 horas de este sábado, última jornada de conversaciones entre ambas partes ya que el periodo de consultas finalizaba este mismo sábado 18 de octubre.

De esta forma, ha indicado que finalmente «no se ha conseguido evitar el cese de la actividad de celulosa», aunque se va a poner en marcha un parque de energía renovable. Para ello, la empresa se ha comprometido a realizar una serie de inversiones relativas a la adecuación del centro fabril, tales como «reconvertir una caldera y pedir la licencia», que se prevé que pueda tardar un plazo de «hasta tres años».

CONDICIONES «DESFAVORABLES» PARA LOS RECOLOCADOS

Así, en principio, no se plantearía ningún despido, pero el presidente del comité de empresa ha considerado que las condiciones para aquellos trabajadores que se les oferten las recolocaciones son «desfavorables» porque, según precisa, supone «una pérdida cuantiosa de dinero». Por tanto, ha previsto que «algunos de ellos opten por pedir el despido».

Es por ello que, en el marco de las negociaciones con la empresa, el comité ha apostado por conseguir «las mejores indemnizaciones posibles» de cara a esos trabajadores que no se adhieran voluntariamente al plan de recolocación interna.

En este punto, la empresa ha precisado que se han acordado indemnizaciones brutas de 45 días de salario por año trabajado por el tiempo de prestación de servicios anterior a 12 de febrero de 2012 y de 33 días de salario por año por el tiempo de prestación de servicios posterior.

HASTA 193 EMPLEOS ADICIONALES, SEGÚN ENCE

Ence ha destacado que «ha sido clave» para vertebrar el preacuerdo la propuesta de los representantes de los trabajadores de «aunar esfuerzos para transformar la actual cogeneración con licor negro en generación de electricidad con biomasa, proyecto que podría suponer un importante impulso a la creación de empleo».

Ha afirmado que en el preacuerdo se recoge la posibilidad de recolocar «de forma voluntaria» hasta 193 trabajadores más en Huelva, «gracias a la mencionada modificación de las instalaciones de cogeneración de Ence». Esta iniciativa está condicionada a la aprobación del proyecto por la Administración, para lo que la empresa iniciará los trámites administrativos oportunos.

Según la empresa, «de contar con el apoyo y la autorización de las administraciones, este proyecto ampliaría significativamente el número de puestos que podría ofertar en el terreno de la generación con biomasa», con la creación de un total de 41 empleos industriales directos, 116 puestos forestales directos y 36 empleos indirectos en servicios de transporte y mantenimiento.

Además, durante el periodo de construcción, estimado en 24 meses, «hasta 100 trabajadores podrían recolocarse temporalmente en los trabajos de construcción», añade Ence, que apunta que el preacuerdo contempla, asimismo, la recolocación en la planta de 20 MW de la compañía en Mérida, una vez que finalice el periodo de operación de la empresa constructora el próximo mes de septiembre de 2016.

LOS TRABAJADORES, «INSATISFECHOS» CON ACUERDO

No obstante, el presidente del comité de empresa se ha mostrado «insatisfecho», puesto que han tenido que aceptar que «la empresa no apostara por la planta de celulosa», ante lo que se marcaron como meta «intentar que Ence incorporara a todos los compañeros posibles en el proyecto de energía renovable y que quien se vaya sea en las mejores condiciones posibles».

Por último, Belda ha lamentado que se cierre una fábrica «emblemática» tras 50 años de actividad, algo que, a su juicio, «es una pérdida de industria para Huelva». Si bien, «hay momentos en la vida en los que hay que tomar una decisión y creo que la que hemos tomado es la más acertada», concluye.

El acuerdo deberá ser refrendado por los trabajadores este lunes en asamblea, convocada para las 12,30 horas, aunque por el momento no se ha confirmado el lugar donde se celebrara la misma.

UNA HUELGA Y NUMEROSAS CONCENTRACIONES DE PROTESTA

Esta última semana de negociaciones destacaba por la desconvocatoria de huelga de la plantilla en Huelva como «gesto de buena voluntad» para abordar el debate del informe presentado por la parte social para argumentar la viabilidad de la planta, pero desde Ence calificaron la propuesta de «poco realista y sin rigor».

Pese a las concentraciones y movilizaciones por las calles onubenses, convocadas por el comité durante este último mes, y el respaldo de las distintas administraciones, el cese en la planta de celulosa no se ha podido evit

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar