La Audiencia rebaja la pena de Conde Roa a un año y seis meses

 

   La Audiencia Provincial de A Coruña ha decidido estimar parcialmente el recurso del exalcalde de Santiago Gerardo Conde Roa y, así, rebajar a un año y seis meses las penas de prisión e inhabilitación impuestas por un delito fiscal cometido a través de su inmobiliaria.

Conde Roa   En la sentencia, dada a conocer este lunes, la Sección Sexta de la Audiencia Provincial considera probados los hechos por los que fue condenado Conde Roa en su momento, aunque estima parcialmente su recurso reconociendo la «actitud posdelictual» de «colaboración» del exalcalde de Santiago, por lo que rebaja a un año y seis meses la pena inicial de dos años de cárcel.

En concreto, la Audiencia ratifica que Conde Roa «dejó voluntariamente de presentar la declaración del Impuesto sobre el Valor Añadido correspondiente a 2010», relativo a la venta de pisos a través de su empresa Geslander S.L., lo que supuso «la defraudación de una cuota tributaria de 291.289,43 euros».

De hecho, la sentencia rechaza el argumento aportado por el recurso de Conde Roa en relación a que «de los hechos probados no se desprende la «concurrencia de elemento subjetivo de delito», dado que «la omisión de la declaración fue voluntaria».

Al mismo tiempo, la Audiencia rechaza también que pueda exculparse a Conde Roa por ser víctima de un «mal asesoramiento», dado que su asesor le informó «por escrito al acusado de la cantidad a la que ascendía la deuda por IVA» y le apuntó «verbalmente las alternativas que existían para cumplir con Hacienda», aunque «la decisión de declarar o no era siempre del cliente»

«Para cualquier operador en el ámbito mercantil y tributario, como lo era el acusado, es nítido y evidente el mandato de presentar declaración», recoge la sentencia, que destaca la «dilatada experiencia empresarial y jurídica del acusado», que es asimismo abogado.

RECONOCE LA COLABORACIÓN

No obstante, reconoce que la «colaboración prestada por el acusado una vez iniciadas las actuaciones» y, en particular, el hecho de que «brindase datos que permitieran cuantificar la deuda en una suma superior a la inicialmente detectada», son «hechos posdelictivos que pueden tener relevancia a la hora de individualizar la sanción correspondiente al delito», aunque «no pueden probar que estaba ausente el dolo».

Paralelamente, apunta a que «no hay claridad» sobre el hecho de que el máximo deudor de Geslander S.L. fuese el propio Conde Roa pongan de relevancia «maniobras» orientadas a la «descapitalización de la sociedad», sino que obedecen a las «decisiones del administrador y único socio de atender sus necesidades personales con los fondos de la sociedad».

«Pone de relieve que la situación de incapacidad para afrontar las obligaciones tributarias no fue una situación imprevisible, sino ligada al modo en que se venían gestionando los ingresos que obtenía la sociedad», apunta.

Conde Roa, dispuesto a ir al TC tras la sentencia

   El exalcalde de Santiago Gerardo Conde Roa está dispuesto a acudir al Tribunal Constitucional (TC), según han informado a Europa Press fuentes de su entorno, tras la sentencia de la Audiencia Provincial que rebaja las penas iniciales de prisión e inhabilitación impuestas por un delito fiscal cometido a través de su inmobiliaria, pero aún así las fija en un año y seis meses.

En la sentencia, firme y contra la que no cabe recurso, la Sección Sexta de la Audiencia Provincial considera probados los hechos por los que fue condenado Conde Roa en su momento, aunque estima parcialmente su recurso reconociendo la «actitud posdelictual» de «colaboración» del exalcalde de Santiago, por lo que rebaja a un año y seis meses la pena inicial de dos años de cárcel.

En concreto, la Audiencia ratifica que Conde Roa «dejó voluntariamente de presentar la declaración del Impuesto sobre el Valor Añadido correspondiente a 2010», relativo a la venta de pisos a través de su empresa Geslander S.L., lo que supuso «la defraudación de una cuota tributaria de 291.289,43 euros».

De hecho, la sentencia rechaza el argumento aportado por el recurso de Conde Roa en relación a que «de los hechos probados no se desprende la «concurrencia de elemento subjetivo de delito», dado que «la omisión de la declaración fue voluntaria».

Fuentes del entorno del exregidor consultadas por Europa Press han señalado el desacuerdo de éste con la interpretación final del auto y han incidido en que el propio documento constata que el asesor fiscal «no dio expresamente al acusado información sobre la posibilidad de presentar la declaración sin pagos o garantías».

«Y que tampoco, como se postula, realizó advertencias al acusado sobre las eventuales consecuencias penales de la omisión de la declaración», certifica la sentencia que, no obstante, recuerda que era al exalcalde al que le competía la decisión final de declarar u omitir la declaración, por lo que «no cabe» aceptar la tesis del error «por mal asesoramiento» que se plantea.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar