La asamblea de Anova aprueba el informe de gestión

Asamblea_congreso Anova_segundo_segunda

La asamblea de Anova ha aprobado sus informes de gestión y el documento económico, del que se deducen unas cuentas saneadas que se cerraron con superávit en 2013 y que apuntan que, en lo que va de año, han ingresado de cuotas de militantes y por su representación parlamentaria 114.882 euros. En las cuentas bancarias, la formación dispone de 64.921,56 euros.

Concretamente, de las cuotas de militantes, y hasta el 30 de septiembre de este año, la organización nacionalista ha ingresado 34.482 euros; mientras que las donaciones de los diputados en lo que va de año asciende a 30.000 euros. Por su parte, las aportaciones por parte del Grupo Parlamentario suman 50.400 euros y todas ellas figuran como únicas fuentes de financiación.

Anova se ha gastado este año 13.339 euros en adquisición de bienes y servicios, entre los que se encuentran alquileres de locales, cartelería, asesoramiento jurídico, telefonía, servicios web, mobiliario, relaciones políticas y otros.

Los gastos totales de Anova este año han ascendido a 73.114 euros, de manera que, además de los explicitados, hay que sumar 48.500 euros en gastos de personal (de los que 30.320 se corresponden con sueldos); 4.526 euros en el Día da Patria; 1.551 en gastos financieros; 1.047 en tasas e impuestos y 3.600 euros en devolución de préstamos de las elecciones gallegas de 2012.

Anova concluye en su informe económico que es una organización «saneada», pero reconoce que hay que «seguir trabajando en la reducción de los costes que pueden considerarse excesivos», como las comisiones financieras, e incluso «prescindibles», como el alquiler de salas para reuniones.

«Sin duda el objetivo principal que debemos marcarnos es el de la autofinanciación, de forma que Anova sea capaz de afrontar los gastos que genera la actividad política con recursos propios (cuotas y aportaciones), y así poder revertir los recursos que obtiene de otras fuentes (grupo parlamentario) en la sociedad a través de actos o dando apoyo económico a iniciativas a favor del bienestar de todos», se propone la organización liderada por Xosé Manuel Beiras.
TESIS ORGANIZATIVA

Por otro lado, la asamblea también ha dado luz verde a los textos organizativos tras salvar una enmienda promovida por un militante de As Pontes en la que se defendía acabar con la doble militancia en el seno de la organización. Finalmente, no prosperó por apenas una docena de votos.

De haber salido adelante, supondría que los militantes que todavía pertenecen a partidos como el Encontro Irmandiño o la FPG tendrían que dejar su pertenencia a una de estas organizaciones.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar