Teresa Romero mejora dentro de la gravedad

Teresa Romero_5

El estado de salud de Teresa Romero, la mujer infectada por el virus del ébola que permanece ingresada en el Hospital Carlos III, experimentó una «leve mejoría» en el día de ayer, aunque su pronóstico sigue siendo grave y no se descartan complicaciones pulmonares o cardiovasculares. Según fuentes sanitarias citadas por los diarios, Romero se encuentra consciente, está orientada y colabora con el equipo médico que le atiende. La paciente ha empezado a crear defensas contra el virus, aunque aún no se sabe si son propias o gracias a las transfusiones del plasma sanguíneo creado con los anticuerpos desarrollados por la hermana Paciencia Melgar, que superó la enfermedad del ébola contraída en Liberia. Las esperanzas para su recuperación están puestas en nuevo antiviral traído desde Bélgica y cuya eficacia solo ha sido probada en animales. Este sería el tercer tratamiento experimental que recibe en los seis días que lleva hospitalizada.

Otras 14 personas permanecen ingresadas en el Hospital Carlos III por posibles contactos con el virus del ébola, aunque el único caso confirmado de la enfermedad es el de Teresa Romero. En la noche de ayer fue dada de alta otra enfermera que fue hospitalizada de manera preventiva porque estuvo en contacto con el religioso fallecido Manuel García Viejo. Las autoridades sanitarias le dieron el alta después de que diera negativo en el segundo y definitivo test del ébola realizado por el Centro Nacional de Microbiología, según informó anoche el Comité especial para la gestión de la enfermedad.

COMITÉ DE GESTIÓN

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, presidió ayer en el Palacio de La Moncloa la segunda reunión del Comité especial para la gestión del virus del ébola, en el que se evaluó el estado de salud de la auxiliar de enfermería Teresa Romero. El comité gestor, del que forman parte representantes de siete ministerios, decidió incorporar al equipo científico que le asesora a especialistas en medicina intensiva, epidemiología y microbiología. También acordó que España intensifique las gestiones en el ámbito internacional para compartir experiencia e intercambiar información sobre las actuaciones que se están llevando a cabo para prevenir y tratar las consecuencias derivadas del ébola.

El sector sanitario de Madrid volvió a manifestarse ayer en la Puerta del Sol y ante la sede nacional del PP, esta vez en solidaridad con la auxiliar de enfermería afectada por el virus del ébola. Los manifestantes criticaron la gestión de la crisis y reclamaron la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, y del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar