Los hosteleros de Santiago denuncian prácticas autoritarias del presidente de hospedaje

La junta directiva de Restauración presenta con fecha de hoy solicitud en el registro de la Asociación para celebración de la junta directiva con el único punto en el orden del día de convocar elecciones anticipadas, según petición del 29% de los empresarios asociados presentada mediante firmas el pasado 30 de junio. Así se ha anunciado hoy en el trascurso de una rueda de prensa celebrada en el hotel
Araguaney, en la que la directiva de Restauración compareció acompañada por una representación del empresariado de Hospedaje.

En el acto, se leyó un comunicado en el que se denuncia la estrategia manipuladora y dilatoria del presidente de Hospedaje para mantenerse a toda costa en la presidencia. El comunicado de Restauración destaca que existen auditorías de 2011 y 2012 realizadas por un auditor externo y firmadas por José Manuel Otero y las juntas directivas tanto de Restauración como de Hospedaje. La correspondiente a 2013 está en curso y en plazo y las futuras auditorías deberán ser encargadas por la futura junta directiva.

Sobre la situación en la que se encuentra algún miembro de la junta directiva de Restauración -con voz pero sin voto por jubilación o por cierre de negocio- hasta el momento no fue posible proceder al oportuno relevo porque el señor Otero se opuso, queriendo imponer su criterio sobre el de Restauración, en una muestra más de su autoritaria concepción y ejercicio de la presidencia.

ACTITUD CONTROVERTIDA

José Manuel Otero es titular de diez empresas que estaban asociadas a la entidad, pero de las que dió de baja nueve el año pasado, permaneciendo sólo una de alta, el mínimo imprescindible para mantenerse en la presidencia. Restauración califica esta actitud de “poco ejemplarizante en el presidente de una entidad que fomenta la cultura asociativa”.

Además, el comunicado analiza la sorprendente circunstancia de que Otero es presidente de la Asociación con un escaso apoyo de los asociados, al alzarse con la presidencia a pesar de haber obtenido en las elecciones el 12o puesto en una lista en la que había 14 candidatos, entre los que Carlos Tardáguila – Hotel San Lorenzo- y Julio Castro –Hostal de los Reyes Católicos- fueron los que obtuvieron el mayor refrendo. “Este escaso apoyo, argumenta el comunicado, es la razón que le lleva a poner todos los medios a su alcance para impedir el desarrollo del proceso electoral”.

MIEMBROS NO EMPRESARIOS

Restauración incide también en la llamativa circunstancia de que cinco de los miembros de la junta directiva de Hospedaje no son empresarios, sino empleados de cadenas hoteleras, “más preocupados por mantener su puesto de trabajo que por defender los intereses empresariales del colectivo”. Teniendo en cuenta este hecho, Restauración envió el pasado 10 de septiembre una carta a las cadenas hoteleras para informar de la situación que atraviesa la Asociación y, en particular, del papel que están jugando en todo el proceso
algunos directores de hoteles. En ella se informaba de que “la actitud presidencialista y autoritaria del señor Otero coacciona a los directores de hoteles que, en numerosas ocasiones, se ven obligados a votar en contra de su criterio sobre asuntos importantes, por temor a ser objeto de marginación o futuras represalias por parte del presidente. Esta sumisión está llevando a muchos directores de hoteles a ser cómplices de la obstrucción del normal desarrollo del proceso electoral impuesta por el presidente Otero y que supone un considerable déficit democrático”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar