El marido de la enfermera contagiada está aislado

El marido de la enfermera contagiada por el ébola ha sido trasladado del hospital de Alcorcón al Carlos III de Madrid, donde se encuentra aislado y asistido, han informado a Europa Press fuentes sanitarias, que han informado asimismo que Sanidad está tratando de determinar los contactos que la mujer pudo mantener desde el día siguiente al fallecimiento del misionero Manuel García Viejo.

De momento, al marido de la enfermera no se le he practicado ningún test para determinar si padece o no la misma enfermedad que su mujer. El matrimonio no tiene hijos.

Desde que se conoció el primer caso de contagio en Europa, el marido de la auxiliar está siendo sometido a vigilancia epidemiológica por parte de las autoridades sanitarias, al igual que los miembros del equipo del SUMMA que han tratado a la paciente antes de ingresar primeramente en el Hospital de Alcorcón, antes de ser trasladada al Carlos III.

Así lo explicó ayer por la tarde tanto el director de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany, como el director gerente del Hospital La Paz-Carlos III de Madrid, Rafael Pérez Santamarina, en rueda de prensa convocada de forma extraordinaria por el Ministerio de Sanidad.

Alemany explicó que esta vigilancia también se realizará con quien haya podido mantener un contacto «estrecho» con la paciente, pero, no obstante, aún están buscando los contactos que haya podido mantener — la mujer se cogió las vacaciones al día siguiente de que falleciera por este virus el misionero Manuel García Viejo–.

El director general de Atención Primaria explicó que no se está sometiendo a nadie más que a la paciente a las pruebas en sí del ébola. En cuanto a los profesionales sanitarios que estuvieron con ella y que también atendieron al misionero, que fueron unos 30, se continúa con el protocolo (medición de temperatura dos veces al día durante 21 días).
TRATAMIENTO

La auxiliar de enfermería infectada de ébola ingresada en el Hospital Carlos III- La Paz de Madrid está siendo tratada con suero procedente de la hermana Paciencia Melgar, que padeció la enfermedad en agosto y que no fue trasladada a España junto al primer misionero repatriado, Miguel Pajares.

Así lo ha confirmado a Europa Press la secretaria de la Sección sindical de CC.OO. en el hospital La Paz, Esther Quiñones, tras una concentración que han mantenido los trabajadores a la puerta del centro.

La directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Mercedes Vinuesa, había informado en su comparecencia en el Congreso de que a la paciente se le han empezado a aplicar este lunes las «opciones terapéuticas» que hay disponibles en nuestro país.

La monja Paciencia Melgar, que había superado el ébola y trabajó en Liberia con el religioso Miguel Pajares, llegó a España el pasado 25 de septiembre procedente de Liberia después de haber estado infectada por el ébola y haber superado la enfermedad, con el objetivo de donar sangre para el religioso García Viejo, que se encontraba ingresado en el Hospital Carlos III infectado por ébola tras haber sido repatriado a España procedente de Sierra Leona. Sin embargo, el misionero falleció ese mismo jueves.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar