Beiras afirma que Feijóo es «una vergüenza nacional» como presidente

Beiras_Parlamento_Debate Estado Autonomía 2014
 

 

   El portavoz parlamentario de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Xosé Manuel Beiras, se ha encarado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tras asegurar que es «una vergüenza nacional» que se sitúe al frente de la institución autonómica.

«Por muchos votos que tenga, carece de legitimidad», le ha espetado Xosé Manuel Beiras al presidente, tras lo que se ha acercado a su escaño encarándose al presidente, lo que le ha valido dos amonestaciones por parte del presidente de la Cámara en ese momento, el popular Miguel Santalices, y la amenaza de ser expulsado.

No es la primera vez que Beiras se enfrenta al mandatario autonómico de este modo, ya que en abril de 2013 llegó a golpear el escaño del presidente mientras le pedía «decencia». En esta ocasión, el veterano político se ha encarado aseverando que era una «vergüenza».

En su intervención en la tribuna parlamentaria, el portavoz de AGE había censurado el «nivel del ‘disque’ presidente» en el debate, al que declinó «bajar», y le reprochó que Feijóo le recriminase haber realizado una clase «universitaria» en su primera exposición.

Acusó al mandatario autonómico de ser un «acomplejado» y de «no saber lo qué es un referente intelectual», después de que dijese que el de Beiras era Pablo Iglesias (Podemos), y arremetió contra el portavoz parlamentario popular, Pedro Puy, por asegurar que pertenecía a la clase burguesa, ya que defendió que su padre trabajaba en un comercio de paquetería.

También se burló de que Feijóo dijese de Benito Pérez Galdós era un «pensador», pero dijo que no le extrañaba después de haber dicho que Picasso era catalán y que Rosalía de Castro escribió «Poemas Galegos», en lugar de ‘Cantares Gallegos’.

Además, Beiras lamentó que las bancadas populares «se mofaran» de la intervención de la diputada del Grupo Mixto, Carmen Iglesias. «Ésa es la democracia (que defienden)», ha recriminado.

 

«DELITO DE TRAICIÓN»

 

Por otra parte, EL portavoz de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Xosé Manuel Beiras, ha acusado al PP de «delito de traición» a los ciudadanos, «agredidos por esas políticas de exterminio», y ha arremetido contra la «casta» en la que se «constituyeron» los políticos, «como pronosticó» Galdós hace cien años y «denuncian ahora Pablo Iglesias Junior (al que mencionó hasta dos veces) y los suyos».
En su discurso durante el Debate sobre el Estado de la Autonomía, el veterano político nacionalista ha censurado que los ciudadanos «agredidos» tienen que «autoorganizarse y movilizarse en legítima defensa», mientras que los dirigentes «ejecutan las agresiones utilizando las instituciones constituidas para el autogobierno y autodefensa del pueblo gallego, conquistadas en una lucha popular». «En la que ustedes no participaron», ha espetado.
Al hilo de ello, Beiras no eximió de autocrítica su discurso, al reconocer que en la «rebelión cívica» que va camino de «convertirse en ola de mar de fondo y marea viva», hasta ahora «sólo fallaron por ahora las organizaciones políticas», que tienen «el compromiso y la responsabilidad de aportar sus ideas y el esfuerzo militante a potenciar esa marea».
Este mensaje, que también habla en clave interna a cuatro días de que Anova –la organización que lidera– celebre su asamblea, lo acompañó con la advertencia de que las organizaciones políticas (de la izquierda) tienen que ser «herramientas para esa rebelión cívica». «En lugar de discutir entre nosotros por los marcos de nuestras fincas electorales», ha apostillado.
«No estoy hablando para los ‘ignorantes e férridos e duros (…) como escribía Pondal. Esos fan profesión de ser sordos y ciegos», ha aclarado.
«Estoy hablando para dentro, pero sobre todo, para fuera de esta cámara. Estoy haciendo un llamamiento a la unidad de acción, para caminar juntos y solidarios con respeto de nuestra diversidad en el combate contra la bestia», ha señalado.
«DERECHO A DECIDIR»
Xosé Manuel Beiras, que ha remarcado que en Galicia «sólo han gobernado sucursales de la derecha española de ámbito estatal más recalcitrante y chovinista», ha denunciado la «negación del derecho de los ciudadanos a decidir».
«Porque no sólo niegan ustedes el fundamental derecho democrático a decidir de las naciones sin estado, esgrimiendo una constitución que ustedes violan cada día», ha introducido, para enumerar , entre otros, «el derecho a decidir de las mujeres a decidir libremente sobre su cuerpo, el derecho a decidir de los jóvenes sobre su formación y el derecho a decidir de los labriegos o marineros».
ANÁLISIS DEL CONTEXTO ECONÓMICO
Xosé Manuel Beiras realizó, en su intervención, un análisis sobre las circunstancias que llevaron a la situación económica actual, en el que se han «mercantilizado toda clase de servicios».
«He aquí el contexto determinante del trágico ‘estado de la nación gallega'», ha manifestado, para reprochar a los dirigentes populares que usen la crisis «como coartada» y para advertir que la «causa» de la situación de Galicia radica en «los gigantescos poderes que causaron la actual crisis y que sometieron a los poderes políticos a sus dictados».
«Porque ustedes no utilizan el poder que les dieron los electores para defenderlos, sino para someterlos a las agresiones que les dictan sus amos», ha reprochado Beiras, que ha bautizado al Estad como «Estado bubónico (en vez de borbónico) pepeísta del franquismo sin Franco». «Donde ustedes instauraron el engendro de un régimen del ‘partido único’ de facto, en la mejor tradición nazi-necia-estalinista».
«MURO DE HORMINGÓN»
Beiras afirmó, en su discurso, que no iba a «desperdiciar el escaso tiempo y energías en hacer el compendio de agravios padecido desde el pasado año por el pueblo gallego», porque «ya los conocen los ciudadanos mejor que nadie, porque los padecen a diario».
«Y nosotros, los de AGE, ya peleamos todo el año con iniciativas en su defensa que baten contra un muro de hormigón con el que cercaron esta ‘casa de los muertos» parlamentaria», ha agregado el portavoz parlamentario de este grupo, quien en todo caso sí adelantó que «casi ninguno» de los problemas que trataban de atajar las propuestas aprobadas el pasado año «fueron resueltos».
El político nacionalista ha avisado de que «lo primero que tiene que entender la ciudadanía toda», aunque «parte ya lo sabe», es que «las instituciones del actual régimen político están muertas» y que la democracia está «entubada», pero está «viva en la sociedad civil».
Asimismo, ha asegurado que las instituciones constituidas en la Transición están «convirtiéndose en cadáveres sólo movidos por los gusanos que proliferan dentro de ellas».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar