Rajoy: «Por encima de la ley no hay nadie»

Rajoy_Convención Guadalajara

El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que “en España por encima de la ley no hay nadie: primero la ley y luego lo demás” y que “la Constitución afirmó a España como un Estado de derecho, es decir, todos estamos sometidos a la ley y al derecho, pero todos somos todos, incluido el Parlamento nacional está sometido a la ley y el derecho”.

Durante la clausura de la 21 Interparlamentaria Popular que se ha celebrado desde el jueves en Guadalajara, Rajoy ha explicado que “lo que ha ocurrido en los últimos tiempos en España es que se actuó por encima de la ley, se convocó un referéndum que no se podía convocar porque no se tenía competencias para hacerlo y además se pretendió privar a todos los españoles al derecho a opinar sobre su propio país”. A partir de este relato, “el Tribunal Constitucional lo que ha dicho es que eso no se ajusta a la Constitución”, ha añadido.

 

SIN LEY NO HAY DEMOCRACIA

De este modo, “hay algo muy importante y que es obvio, pero las obviedades a veces hay que repetirlas: un gobernante no puede hacer lo que quiera, no puede”, ha incidido el dirigente popular, para quien todos los ciudadanos, y más los que ostentan una responsabilidad pública, “están sometidos a la ley. Si se saltan la ley ya estamos en otra historia distinta, porque sin ley no hay democracia, porque la ley son reglas de juego, son convivencia y son derechos fundamentales de la gente”.

“Por eso ha ocurrido lo que todos hemos visto que sucedió. Y lo sabía, quien convocó ese referéndum sabía que iba a pasar esto, sabía que el Gobierno iba a recurrir porque era la obligación del Gobierno e intuía lo que luego ocurrió en el Tribunal Constitucional. Y lo sabía que íbamos a recurrir porque se lo dijimos. Varias veces”, ha expuesto el jefe del Ejecutivo.

En su opinión, “las leyes se pueden cambiar, claro que sí. Y las leyes se cambian, por supuesto. Pero las leyes no se violan, Y si alguien quiere cambiarlo tienen que hacerlo por los procedimientos establecidos en la propia ley, porque si lo hace de otra manera volvemos a lo de antes, liquida el sistema y las reglas del juego que entre todos nos dimos. Esto es lisa y llanamente el ABC de una democracia moderna como es la nuestra”, ha resumido.

EL ORIGEN DE LA CONSTITUCIÓN

El presidente del Gobierno y del PP ha reafirmado el compromiso de toda su formación con la Carta Magna: “La Constitución de 1978 ha sido una de las operaciones políticas más importantes que se hicieron en Europa y me atrevería a decir en el mundo en los últimos decenios. Yo entiendo que haya mucha gente que no lo ha vivido pero es bueno que lo sepan y en lo que mí dependa, porque es bueno conocer la historia de tu país, la antigua y la más reciente, porque de la historia, como de las propias experiencias de la vida se aprende”.

En este sentido, Mariano Rajoy ha señalado que “la Constitución fue producto del acuerdo de mucha gente, entre otros, la inmensa mayoría de los españoles” y ha resaltado que “fue producto del acuerdo de mucha gente que tenía orígenes políticos muy distintos y también planteamientos sobre muchas cosas muy diferentes. Fueron capaces de ponerse de acuerdo y se pasó de un régimen autoritario a una democracia parlamentaria, no sin dificultades, pero se hizo como en ningún otro sitio.

“La Constitución supone muchas cosas, ninguna menor: supone democracia, supone libertad, supone derechos individuales, supone poder votar, supone igualdad. Gracias a la Constitución entramos en Europa. En la etapa constitucional España creció como nadie en el mundo, fue la etapa de la historia de España cuando más aumentó el progreso y el bienestar de los españoles”, ha insistido el líder popular.

Sin embargo, el desarrollo que permitió la Carta Magna no es sólo económico. “La Constitución cambió el modelo de Estado, fue una operación gigantesca. No hay un solo país en el mundo que en un tiempo récord haya cambiado de modelo de Estado y haya pasado de un régimen centralista, donde el Gobierno de España gastaba el 88% del gasto público y las corporaciones locales el 12% a un régimen donde las autonomías gastan el 38% del gasto público y el Gobierno de España, sin Seguridad Social, el 20%”, ha relatado.

SIN OCURRENCIAS

Por lo tanto, y por todo lo que supone el texto constitucional, “en momentos de dificultad no son buenas las ocurrencias. Es mejor mantener la serenidad, la calma y actuar con responsabilidad”, ha reclamado Rajoy a los principales partidos. “Si alguien quiere hacer reformas en nuestro ordenamiento jurídico, si algún partido cree que todo se arregla modificando algunos artículos jurídicos de nuestra Carta Magna, que nos diga exactamente qué es lo que quiere hacer. Este no es un momento para hacer eslóganes ni para sacarse conejos de la chistera, es un momento para saber muy bien lo que se quiere hacer y para actuar en consecuencia. Y por tanto, creo que puedo pedir a algunos de nuestros adversarios políticos un poco de responsabilidad, que en muchos temas, algunos de estos, la están teniendo, pero que en otros la estamos esperando”, ha pedido.

En definitiva, Mariano Rajoy ha reivindicado el valor del diálogo. “La política es, entre otras cosas, el arte del diálogo. El diálogo es lo contrario de lo que he vivido en estos meses. Es lo contrario de la imposición, del monólogo y de los hechos consumados. Porque esto es lo que ha pasado aquí: Se ha anunciado un referéndum, la pregunta y la fecha sin hablarlo y además luego se pretende que le demos lo que no podemos hacer, ni queremos, viabilidad legal”.

SEGUIR JUNTOS

“Iniciar un diálogo ya es avanzar hacia un punto de encuentro”, ha puntualizado antes de dejar claro que “yo quiero que sigamos juntos, la inmensa mayoría de los españoles quieren también que sigamos juntos, por lo que nos ha unido a lo largo de muchos siglos, pues somos el país más viejo de Europa. Por lo que nos une, por las relaciones afectivas, familiares, personales, comerciales y de todo tipo que hemos tenido, tenemos y debemos tener en un futuro. Porque España es un país del que nos podemos sentir legítimamente orgullosos, el cuarto país del mundo que más ha mejorado su renta per cápita en los últimos 50 años, el cuarto”.

“Separados somos menos, menos fuertes, menos prósperos, con menos bienestar y menos influyentes y juntos alabamos nuestra historia, la reconocemos, la vemos, ganamos todos, nos superamos, más bienestar, más gente, más fuertes y más influyentes. Esa es la apuesta por España”, ha concluido su discurso.

LOS PRESUPUESTOS DE LA RECUPERACIÓN

El presidente del Gobierno se ha referido también durante su intervención a los Presupuestos Generales del Estado, que “marcan un antes y un después en la economía española”. Así, ha explicado que estos PGE son “los presupuestos de la recuperación”, los primeros de la rebaja de los impuestos, “algo que antes no pudimos hacer y ahora sí”.

“Estos PGE tienen una vocación social sin reserva y que, a diferencia del papel mojado que eran las cuentas socialistas, fortalecen el Estado del Bienestar y le aseguran un futuro sostenible. Unos presupuestos en sintonía con la eurozona y que apuntalan la recuperación”, ha subrayado Rajoy.

El presidente del PP ha anunciado que a finales de 2015, cuando acabe la legislatura, la tasa de paro será inferior a cuando comenzó, en diciembre de 2011. “En el año 2014, por primera vez, cerraremos el año con crecimiento económico y 264.200 puestos de trabajo”, ha apuntado, al tiempo que ha añadido que en 2015 España crecerá el 2% y se crearán, al menos, 348.240 puestos de trabajo.

En aras de hacer unos presupuestos sociales, Rajoy ha destacado que el 40% del presupuesto se dedica a las pensiones, es decir, “4 de cada 10 euros”, que además vuelven a crecer en un momento en que la inflación en España está por debajo del cero. Asimismo, ha añadido que la inversión pública en materia de infraestructuras será de un 12.6% mayor que en 2013 –Fomento aumenta un 16.4%-; un 4.3% más en cultura; o un 12.4% más en agricultura.

Y ante estos PGE que garantizan el sostenimiento del Estado del Bienestar, “hay algunos en España que tienen como modelo países donde no hay Estado del Bienestar, porque no tienen sistema público de pensiones, ni sanidad pública, ni educación pública. Lecciones, ninguna”, ha subrayado el presidente del Gobierno.

RECUPERACIÓN ECONÓMICA AÚN INSUFICIENTE

Durante su intervención, Mariano Rajoy ha afirmado que nuestro país lleva ya cuatro trimestres consecutivos creciendo y, por eso, España está ganando el pulso a la crisis. “Lejos de hundirnos, hemos dado un paso adelante y no doblegarnos a lo que no venga bien. Somos un país que, por primera vez, en años “puede pronunciar una palabra que nos estuvo prohibida mucho tiempo, y que yo desde luego no pronuncie hasta hace poco: recuperación económica”, ha apuntado.

Pero, lejos del triunfalismo, el presidente del Gobierno ha afirmado que “esto es claramente insuficiente” y que ni él, ni su Ejecutivo, ni el Partido Popular, “van a caer en el error de la autocomplacencia y pensar que todo este arreglado”. Porque, ha insistido, no lo estará hasta que no haya tantos hombres y mujeres en España que sigan aguardando la esperanza de un empleo. “No vamos a descansar hasta que todos tengan lo que se merecen. No vamos a descansar”, ha asegurado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar