Condenado a 21 meses por coacciones el «violador del estilete»

Violador del estilete_Felix Vidal Anido

   El conocido como violador del estilete, Félix Vidal Anido, ha sido condenado este jueves a 21 meses de prisión por un delito de coacciones por intentar asaltar a una mujer en su domicilio de Lugo tras abandonar la cárcel a causa de la anulación de la denominada Doctrina Parot.

En la sentencia de la Audiencia Provincial, dictada este jueves, se condena a Félix Vidal Anido a 21 meses de prisión por un delito de coacciones sin la concurrencia de circunstancias modificativas de responsabilidad criminal y se le prohíbe acercarse a la mujer, a su domicilio o a su trabajo durante un periodo de 5 años.

El pasado 25 de septiembre Vidal Anido se sentaba de nuevo en el banquillo de los acusados tras su salida de prisión por intentar acceder a la vivienda de una mujer en la calle Eirín de Lugo el 9 de abril de 2014, a la que puso un objeto en la sien para impedir que se moviese y le tapó la boca para que no gritase.

En la sentencia, la Audiencia considera probado que Vidal Anido pretendió entrar en la vivienda de la víctima, junto a la que había accedido al edificio, empleando para ello la fuerza, dado que la mujer trató de impedírselo.

El "violador del estilete" accede a la Audiencia provincial de Ourense en 1987.
El «violador del estilete» accede a la Audiencia provincial de Ourense en 1987.

 

El condenado metió entonces un pié entre la puerta y el marco para impedir que la cerrase y la mujer comenzó a gritar, por lo que le tapó la boca con una mano. Los gritos de la víctima alertaron al hijo, que se encontraba en el domicilio y pidió auxilio, lo que provocó la huída del procesado.

DELITO DE COACCIONES

El juez considera que esta actitud es constitutiva de un delito de coacciones, dado que Vidal Anido «desplegó violencia para evitar» que la mujer cerrase la puerta. Paralelamente, cree probado que el condenado fue el autor de los hechos, dado que fue identificado por la víctima y por un agente de la Policía que lo vio huir del lugar de los hechos «sin dudas».

No obstante, ha rechazado la petición del Ministerio Fiscal de considerar los hechos como de «detención ilegal», al tiempo que descarta imputarle a Félix Vidal un delito de falsedad documental por la alteración de un billete de autobús, en el que figuraba la misma hora del asalto y en el que dijo haber viajado. Para la Audiencia, la alteración de este billete es «tan burda» que no tiene «entidad suficiente para integrar el tipo de falsedad».

Aunque el Ministerio Fiscal pedía para Félix Vidal una pena de nueve años de prisión, la Audiencia ha decidido imponerle 21 años de cárcel tras señalar que «no puede valorarse en contra del reo su historial delictivo, cuando el mismo no opera como circunstancia agravante». El Fiscal, no obstante, considera la sentencia «razonable» y ya ha anunciado que no la recurrirá.

Vidal Anido, de 50 años de edad, había salido el pasado mes de diciembre de la cárcel de Villabona, en Asturias, tras la anulación de la conocida como doctrina Parot. Fue condenado a 70 años de prisión por varias violaciones, dos de ellas, cometidas en Lugo en el año 1987, muy violentas, y cumplió condena durante casi 30 años. Desde el 11 de abril de 2014 permanecía en la cárcel de Bonxe el prisión provisional.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar