Detenidos cuatro delincuentes tras provocar a la Policía

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a cuatro personas acusadas de un delito contra la seguridad vial y atentado a la autoridad, después de que, durante una persecución, «intentasen atropellar a varios agentes que formaban parte» de un dispositivo.

Los hechos sucedieron sobre las 23,00 horas de este martes, cuando se informó de que unos individuos que «habían causado varios problemas en un bar» de la calle Remedios abandonar el local en un vehículo «a gran velocidad» y «realizando trompos», lo que causó «un grave riesgo para los vehículos que transitaban en ese momento».

Así, se estableció un dispositivo para localizar a los autores, lo que dio como resultado la localización del vehículo y sus ocupantes en la gasolinera de Santa Cruz de Arrabaldo.

Por parte de los agentes se dieron las instrucciones a los individuos para que saliesen del vehículo para ser identificados, pero «hicieron caso omiso a las advertencias y abandonaron el lugar a gran velocidad y de forma temeraria».

En ese momento, se inició una persecución al vehículo desde el cual sus ocupantes «lanzaron diversos objetos» al coche policial, como vasos u objetos de metal.

«INTENTÓ ATROPELLAR»

La huida se desarrolló por la carretera que lleva a la entrada de la población de Castro de Beiro, en donde el conductor del vehículo perseguido «intentó atropellar a varios agentes de Policía Local» que participaban en el operativo. Finalmente, colisionaron contra un vehículo policial, motivo por el que no pudieron continuar la huida.

Los detenidos son dos hombres de 28 y 28 años de edad, a los que les constan 12 y 15 detenciones anteriores, respectivamente; un varón de 31 años, natural de Poio (Pontevedra), que tenía 18 detenciones anteriores; y una mujer de 24 años, vecina de Ourense y que carecía de antecedentes.

HURTO EN DOMICILIO

En otro orden de cosas, una mujer de 49 años, natural de Argentina y sin antecedentes, fue detenida acusada de ser la presunta autora de un delito de hurto en un domicilio en la ciudad de Ourense. Tras prestar declaración, quedó en libertad.

Los hechos sucedieron el pasado 16 de septiembre, cuando una mujer denunció la desaparición de unas joyas que guardaba en su domicilio, lo cual percibió al regresar de unas vacaciones.

La denunciante explicó que su vivienda no presentaba ningún signo de haber sido forzada y que la única persona que disponía de las llaves era la mujer que desarrollaba las labores domésticas de su piso. La mujer fue arrestada este martes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar