Mas considera «hostil» al Gobierno y Camacho exige acatamiento

Alicia Sánchez-Caamaño_Artur Más plató_debate

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, calificó ayer de «hostil» la actitud del Gobierno al recurrir la consulta del 9-N y criticó la «velocidad supersónica» con la que se reunió el Tribunal Constitucional para valorar los recursos. Durante la presentación del Libro Blanco para la Transición Nacional de Cataluña a la misma hora que el Constitucional se reunía, Mas dijo mantener la esperanza en que el Tribunal actúe como un «arbitro de todos».

En respuesta a las declaraciones del presidente del Gobierno, Mas negó que la consulta sea un «referéndum encubierto» y criticó que Mariano Rajoy afirmará que es ilegal antes de que se pronunciase el Constitucional. «Montesquieu en estado puro», ironizó. En su opinión, el Gobierno «tiene miedo» de la respuesta que pueda dar el pueblo catalán, «cuando en realidad lo que debería dar miedo es que no hubiera respuesta». «¿Por qué no preguntan ellos? Les da miedo la respuesta», añadió

Pos su parte, la líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, anunció que su partido podría emprender acciones judiciales contra Mas si no acata la suspensión de la consulta. Albert Rivera, de Ciutadans, apuntó que la suspensión de la consulta por parte del TC supone el «fracaso» de Mas.

Mientras, las movilizaciones por la suspensión de la consulta se iniciaron ayer con una protesta en Barcelona convocada por la CUP y con el respaldo del movimiento Xarxa 9-N. mientras, la Asamblea Nacional Catalana ha convocado para hoy movilizaciones para protestar por la resolución del Constitucional.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar