Hernández critica que Santiago tenga esparcidos «un montón» de edificios públicos

Agustín Hernández_primeira rolda de prensa

El alcalde de Santiago, Agustín Hernández, ha criticado este jueves la organización administrativa del Ayuntamiento, con edificios infrautilizados y usos que no comparte. Una cuestión que ha achacado a «la falta de dirección política histórica» en Compostela, puesto que «no es normal» que los funcionarios «estén esparcidos» en «una ciudad de menos de 100.000 habitantes», lo cual considera «un perjuicio para los propios funcionarios y un perjuicio para la ciudad».

«No es normal que los servicios económicos del Ayuntamiento estén en Galeras y el centro directivo esté en la Praza do Obradoiro, en el Pazo de Raxoi; no es normal que el secretario xeral del Ayuntamiento para despachar con su alcalde tenga que salir a la calle; no es normal que los servicios sociales del Ayuntamiento estén esparcidos en al menos dos sitios tan cercanos, lo digo entre comillas, como Galeras y San Lázaro; no es normal que el servicio de empleo esté en el Cersia», así ha comenzado Hernández una retahíla de quejas sobre la organización municipal, tras dejar claro que sus reproches no se dirigen a los funcionarios, sino a la dirección política.

También ha criticado que haya edificios que «no fueron diseñados con ningún objeto concreto» y tampoco considera «normal» que el Ayuntamiento de Santiago tenga «un montón de edificios vacíos», mientras tiene otros alquilados. Una situación que considera «fruto de años de desidia» de anteriores gobiernos, en donde sólo reconoce una «pequeña» responsabilidad del PP desde 2011, pero acusa de forma directa a anteriores gobiernos liderados por los socialistas y en coalición con el BNG.

Preguntado sobre cómo resolvería esto, Hernández ha asegurado que «en primer lugar» lo que hay que hacer es un organigrama de la estructura administrativa del Ayuntamiento y «en segundo lugar» evaluar «si es mejor» pagar un alquiler o «reubicar funcionarios en edificios que son propiedad del Ayuntamiento». «Cuestiones que lógicamente no se resuelven en dos meses, ni tres, ni cuatro, pero que se deben abordar», ha indicado.

Otras cuestiones que no ve razonables son: la situación de los bomberos –en donde existe un compromiso para hacer una propuesta antes de final de año para «organizar ese servicio» de forma «realista»–; que haya hasta tres puntos diferentes municipales en la calle de Galeras; el funcionamiento del servicio telefónico municipal; o los problemas con el servicio informático».
«NO ES NORMAL CASI NADA»

«No es normal casi nada en este ayuntamiento», ha resumido Hernández. Por ello, apuesta por realizar un análisis detallado de la situación, «identificar los problemas y después «proponer soluciones», de tal forma que considera «imposible» marcarse un plazo corto para llevar a buen puerto esta actuación, sino que considera que hay que hacerlo con «prudencia y realismo».

También a preguntas de la prensa sobre esos edificios vacíos del Ayuntamiento, Hernández ha puesto como ejemplo el edificio Cersia que «está sustancialmente sin uso en la medida en la que podría acoger muchísimos más servicios municipales» o el edificio de asociaciones, que le «consta que existe espacio». De hecho, ha dicho que se llevó «una sorpresa» al conocer el número «inaudito» de edificios vacíos que conoció al llegar a la Alcaldía.
PLAN DEL BIPARTITO

Asimismo, Hernández ha señalado que en su momento el Gobierno bipartito de PSOE y BNG en el Ayuntamiento encargó un plan de modernización de la Administración que «después acabó en un cajón», porque «probablemente nunca tuvieron voluntad de que el Ayuntamiento funcionase adecuadamente».

Cuestionado sobre si prevé retomar ese plan del bipartito, ha dejado claro: «Yo no tengo previsto retomar ningún proyecto del bipartito», sino que cree necesario «mejorar» el funcionamiento del Ayuntamiento.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar