Repulsa general contra el crimen de Barro

A lo largo del día de hoy se celebrarán concentraciones contra el crimen de Barro en el que ayer falleció una mujer de 38 años y madre de dos niños a consecuencia de los disparos de su marido, que después se suicidó, tras confesar telefonicamente el hecho a la Guardia Civil.

El alcalde de Barro, José Antonio Landín, ha explicado que presentará una propuesta de declaración institucional que se le presentará a los representantes municipales se basa en “lamentar los hechos” y “trasladar el más sentido pésame” de la Corporación “a ambas familias”, además de “prestar todo el apoyo a las menores huérfanas”, en alusión a las dos hijas de la pareja, de 12 y 16 años.

Precisamente, la asistenta social de Barro y la psicóloga del servicio mancomunado que este ayuntamiento mantiene con Caldas de Reis, se han trasladado ya al lugar de A Portela, donde se ha producido este sexto caso de violencia de género en Galicia en lo que va de año, para “ayudar” a las menores en este momento.Crime en Barro_Pontevedra_ mata á muller e suicídase

Landín se ha referido al carácter “inesperado” de este crimen, ya que no constaba “ningún antecedente de denuncia”. Mónica Lorenzo trabajaba en Barro como cuidadora del servicio escolar y también en la empresa de ayuda a domicilio que presta servicio al ayuntamiento, por lo que se ha referido a ella como “una persona normal y muy conocida”.

En cuanto a su marido, ha señalado que “trabajaba en la construcción”, aunque últimamente estaba en el paro, ha señalado el regidor municipal, quien ha añadido que incluso “había jugado al fútbol” en el equipo local y estaba “perfectamente integrado” en el pueblo.

Desde el ayuntamiento de Marín, de donde era natural Mónica Lorenzo, la alcaldesa María Ramallo ha expresado las “condolencias” del Gobierno local “a la familia de la víctima ante tanto dolor”. Este martes, a las 12,00 horas, ante la Casa Consistorial, se ha convocado una concentración silenciosa “de repulsa ante este cruel asesinato”.

María Ramallo ha destacado que el balance de mujeres asesinadas “a manos de sus parejas o exparejas” ya suma tres casos más que hace un año por estas fechas, “la mayoría de ellas sin constancia de denuncias previas”, ha añadido.

Por ello, desde el Ayuntamiento de Marín han hecho un “llamamiento” a todas aquellas mujeres que estén padeciendo una situación de maltrato por parte de su pareja para que “acudan a las instituciones y relaten lo que les está pasando para poder ser ayudadas, pues la violencia machista es un delito que no se puede tolerar”, ha concluido el comunicado.

Por otra parte, el portavoz municipal del ayuntamiento de Pontevedra, Demetrio Gómez, se ha sumado también a las muestras de condena de la violencia de género. Desde el Gobierno local pontevedrés han abogado por desarrollar “todas las medidas para que las mujeres no vuelvan a padecer” esta lacra y se pueda “acabar con el machismo”.

De hecho, el Ayuntamiento de Pontevedra también convocará este martes, a las 12,00 horas, un acto de repulsa por la muerte de Mónica Lorenzo.

Además, el PP provincial de Pontevedra ha expresado su “más sentido pésame” a la familia de Mónica Lorenzo y su “más enérgica repulsa y total rechazo ante cualquier caso de violencia de género hacia las mujeres”.

Los populares de la provincia de Pontevedra han tachado de “lacra inhumana” este fenómeno y se han dirigido a las mujeres “que sufren malos tratos” para que presenten “denuncia contra sus agresores”, así como a la sociedad “para que no permanezcamos impasibles”.

LOS HECHOS
El marido mató de dos tiros a su mujer, Mónica Lorenzo, en su vivienda de Barro (Pontevedra) para a continuación quitarse la vida De hecho, fue el hombre, de 48 años, quien llamó a la Guardia Civil diciendo que había matado a la mujer, de 38 años, y que se iba a suicidar.

De esta forma, cuando una patrulla de la Benemérita llegó a su casa, en la parroquia de A Portela, en el municipio pontevedrés de Barro, ya encontró tanto a la mujer como al hombre muertos, según ha precisado el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez.

En concreto, a la mujer la encontraron con dos disparos de escopeta, mientras que al hombre lo encontraron ahorcado en una dependencia anexa a la casa. La pareja tenía dos hijos menores.

De todos modos, la Delegación del Gobierno en Galicia ha subrayado que “no hay constancia de que la víctima hubiese presentado denuncias previas”.

Este crimen machista, que tuvo lugar entre las 8,00 y las 8,30 horas de este lunes, supone la sexta víctima fallecida en Galicia por violencia de género en lo que va de año, y la número 37 en España.

De hecho, Juárez ha lamentado que la cifra de seis mujeres fallecidas en Galicia a manos de sus parejas significa un “repunte” con respecto al año 2013. Por ello, ha pedido que las mujeres no tengan “el más mínimo consentimiento sobre ningún tipo de acción de este tipo en el ámbito de las relaciones de pareja”.

En esta misma línea, ha animado a “cualquier persona que sienta violencia sobre ella a no consentir absolutamente nada”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar