La Ría de Pontevedra, abierta al marisqueo

Los mariscadores a pie y a flote del fondo de la ría de Pontevedra han extraído casi 3.000 kilos de almeja y berberecho en el primer día de actividad tras levantarse la prohibición de faenar, a consecuencia del último episodio de toxicidad. La lonja de Campelo ha subastado marisco por valor de 31.200 euros.

En concreto, las mariscadoras a pie que han faenado en los arenales de Lourizán y Combarro han recogido 2.476 kilos de almeja fina, almeja babosa, almeja japónica y berberecho. En el caso de los marineros a flote, la jornada de trabajo se ha traducido en 467 kilos de las tres variedades de bivalvo.

En la subasta posterior, la mejor cotización la alcanzó la almeja fina extraída por las mariscadoras, con un máximo de 25,25 euros el kilo. La almeja babosa y la japónica no bajaron de los 11,90 y los 6 euros, respectivamente. En cuanto al berberecho, su cotización osciló entre los 9,90 y los 12,45 euros.

NORMALIDAD

La jornada ha transcurrido con “normalidad”, según el patrón mayor de la cofradía de San Telmo, César Rodríguez. La única observación por parte de los trabajadores ha sido el ligero descenso en los precios de la almeja babosa, en torno a “un euro y medio” con respecto a la subasta anterior al cierre, frente a la cotización del berberecho, que ha sido “bastante buena”, ha añadido Rodríguez.

“Todos han cogido la cuota”, ha destacado el patrón mayor de San Telmo. La situación de las mareas permitirá que la actividad extractiva pueda seguir realizándose durante el resto de la semana en el fondo de la ría de Pontevedra.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar