A Coruña renueva la red semafórica con equipamiento de última generación

a Coruña_tráfico rodado_coches

La concejala de Tráfico y Movilidad, Begoña Freire, ha anunciado esta mañana que el Ayuntamiento ha empezado la renovación de la red semafórica de la ciudad, un proyecto que sigue los criterios establecidos en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y en el proyecto Smart City para contar con una “ciudad inteligente” en la que las nuevas tecnologías contribuyen a la mejora de la gestión de la movilidad tanto de vehículos como de peatones, al tiempo que se implanta un sistema más eficiente desde el punto de vista energético, lo que supondrá para las arcas municipales un importante ahorro económico tanto a nivel de funcionamiento como de mantenimiento de la instalación.

El departamento municipal de Movilidad ejecutará este proyecto conforme a dos planes de actuación, con un plazo de ejecución de entre 6 y 7 meses y una inversión total que supera los 1,1 millones de euros, si bien uno de los programas -que supone una inversión de 600.000 euros- se ejecutará con cargo a las mejoras obligatorias introducidas en la licitación y en el nuevo contrato de mantenimiento, reparación y explotación de las instalaciones de la red semafórica de la ciudad, por lo que no supone coste alguno para el Ayuntamiento.

Según explicó la concejala Begoña Freire, este nuevo proyecto de modernización de la red semafórica implica:

– Mejora de la eficiencia energética: instalación de ópticas LED en 136 cruces semafóricos, por lo que A Coruña pasará a contar con esta tecnología en todas las intersecciones reguladas por semáforo (hasta ahora, de los 158 cruces semafóricos existentes, 22 contaban con esta tecnología). En concreto, se sustituirán más de 7.200 lámparas de incandescencia por ópticas led. El uso de esta tecnología de última generación permite un ahorro energético del 90% con respecto a las lámparas actuales, o lo que es mismo, la instalación semafórica con ópticas led consumirá solo un 10 % del consumo actual. La sustitución de las lámparas tipo incandescente por ópticas de tecnología led en los semáforos conlleva también otras importantes ventajas, como son su mayor seguridad por su fiabilidad y durabilidad, un ahorro en mantenimiento y la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera en 330 toneladas.

– Mejora de la infraestructura: instalación y conexión de 11 kilómetros de red de fibra óptica, permitiendo así pasar de los 16 kilómetros actuales a 27. Se sustituyen también 20 de los reguladores semafóricos existentes. Se trata de una importante mejora de la infraestructura de las comunicaciones para sumar a una ciudad inteligente su capacidad de transmisión, la velocidad de conexión, al tiempo que permite optimizar las comunicaciones entre los reguladores semafóricos y la sala de control de tráfico, mejorando la seguridad y eficiencia de dichos sistemas. También permite una reducción notable del nivel de averías, ya que no se ve afectada por la interferencia eléctrica, y exige un menor mantenimiento y menor coste en la integración de nuevas cámaras de tráfico al centro de control.

– Mejora de la gestión: sustitución de 29 cámaras analógicas de control de tráfico por cámaras de tecnología digital, a la vez que se instalan 7 nuevas cámaras de gestión y control de tráfico de tecnología IP. Así, se pasa de las 34 cámaras actuales -de las que solo 5 son digitales y las otras 29 analógicas- a 41 cámaras, en su totalidad digitales.

PLAN DE ACTUACIÓN I

Begoña Freire destacó que el primer programa del proyecto de renovación y modernización de la red de semáforos de la ciudad comenzó a ejecutarse a principios de agosto. En este plan, se incluyen importantes mejoras que ya se recogen en el nuevo contrato de mantenimiento de la red semafórica, por lo que esta inversión -que supera los 600.000 euros- correrá a cargo de la empresa adjudicataria y no del Ayuntamiento:

– Sustitución de 3.700 lámparas de incandescencia (más de la mitad de las existentes en la ciudad, pues son alrededor de 7.220) por ópticas de led en 63 cruces de la ciudad. Esta actuación se desarrolla en algunos de los puntos de mayor densidad de tráfico de la ciudad (como las rondas de Outeiro y de Nelle, las avenidas de Finisterre y Arteixo y la zona de Cuatro Caminos).

– Sustitución de 21 cámaras analógicas por cámaras de tecnología IP, lo que permite contar con mejores prestaciones ópticas gracias a sus sensores de imagen; con giro continuo, gran velocidad de posicionamiento, un sistema de motorización de posicionamiento más eficiente, y con mejoras en la comunicación que facilitarán la ampliación de esta red de cámaras en el futuro.

– Ampliación de la red de fibra óptica en 6,5 kilómetros (actualmente, son 16 kilómetros), sustituyendo así las comunicaciones por cobre, lo que ofrece una mayor seguridad en las transmisiones y reduce las averías y, por tanto, los costes de reparación de los equipos.

– Sustitución de 20 reguladores semafóricos. Se implantan con estándares internacionales, evitando así la tecnología cautiva.

PLAN DE ACTUACIÓN II

La concejala de Movilidad informó de que esta importante inversión sin coste alguno para el Ayuntamiento se coordinará con un segundo programa de actuaciones en las que el Ayuntamiento invertirá más de 500.000 euros y que permitirá completar la renovación de la red semafórica. Dentro de este programa, el Gobierno municipal ejecutará las siguientes iniciativas:

– Sustitución de otras 3.525 lámparas de incandescencia en 73 cruces de la ciudad, por lo que ya se contará en todas las intersecciones con ópticas de led.

– Sustitución de 8 cámaras analógicas por cámaras de tecnología IP y la instalación de 7 nuevas cámaras en la ciudad ampliando así la visión de la Sala de Control de Tráfico en San Andrés-Rúa Nueva, Ronda de Nelle-Villa de Negreira, plaza de España, Linares Rivas-A Palloza, glorieta de Matogrande, Monelos-Oleoducto y Ponte da Pedra.

– Ampliación de la fibra óptica en 4,3 kilómetros para completar la red actual en toda la ciudad. Entre ambos programas, se incrementará en casi 11 kilómetros.

NUEVA FILOSOFÍA

Begoña Freire señaló que este proyecto responde al cambio de filosofía implantado por el actual equipo de gobierno y recoge los compromisos adquiridos en el primer Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la ciudad y en la plataforma Smart City. Por un lado, se mejora la eficiencia energética, con un ahorro del 90% sobre el consumo actual, con la consiguiente reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera y del coste de mantenimiento de los equipos; y por el otro, se mejora la propia infraestructura, con tecnología más precisa que reduce los tiempos de respuesta y con la implantación de la fibra óptica, que garantiza una conexión más fiable y una ciudad inteligente en la que las nuevas tecnologías se ponen al servicio de la gestión de la movilidad.

“Este nuevo proyecto, unido al nuevo contrato de control y mantenimiento de las instalaciones, nos permitirá pasar de la red semafórica actual, destinada a dar paso a vehículos y peatones, a una herramienta para la gestión integral de la movilidad en la vía pública. Es un paso más en nuestra apuesta por una ciudad inteligente que recoge el espíritu que queremos impulsar a través del PMUS y de la plataforma Smart City, un paso más que nos permite pasar de lo analógico a la tecnología digital”, concluyó Begoña Freire.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar