Baja la toxina en la ría de Pontevedra, que podría abrirse el lunes

Las cofradías del fondo de la ría de Pontevedra podrían retomar este lunes la actividad extractiva en los bancos marisqueros de Raxó, San Telmo y Lourizán si el resultado de la segunda analítica que conocerán este sábado confirma que la toxina está remitiendo.

El patrón mayor de San Telmo, César Rodríguez, ha señalado que la primera muestra ya refleja que el nivel de toxicidad es “muy bajo” y ha calculado en un 80% la probabilidad de que los mariscadores puedan volver a faenar la próxima semana.

“No ha habido cambio de tiempo y se mantiene el viento del norte”, ha precisado Rodríguez, en declaraciones a Europa Press, sobre la situación que impide trabajar a unas 500 personas, entre mariscadores a pie y a flote de los tres pósitos. Aunque mantiene su confianza en que el contraanálisis “debería dar bien”, César Rodríguez ha optado por la prudencia ante un hipotético resultado favorable que “no se puede asegurar”.

Ante la suma de días de inactividad que han perjudicado al sector, desde el pasado 13 de agosto, el patrón mayor de San Telmo va a proponer a sus homólogos de Raxó y Lourizán la celebración de una reunión con los técnicos del Instituto Social de la Marina para explorar la posibilidad de que los mariscadores puedan optar al cobro de unos días de paro, si el reglamento contempla el derecho a percibir una compensación.

El patrón mayor de San Telmo no ha descartado la posibilidad de que la cofradía tenga que volver a acogerse a un Expediente de Regulación de Empleo con carácter temporal debido a que la entidad se encuentra “bastante mal económicamente”; una circunstancia que también afecta a la lonja de Campelo, que debe dinero al pósito de San Telmo “de los beneficios del pasado año”, ha explicado César Rodríguez.

San Telmo cuenta con seis trabajadores –cuatro vigilantes y dos oficinistas– y “si esto sigue así, no habrá para los trabajadores”, ha advertido el patrón mayor.

“Cada día que no se faena pierden el mariscador, la lonja y las cofradías, es una cadena”, ha señalado Rodríguez, ya que parte los ingresos de los pósitos proceden del volumen de negocio que se factura en Campelo. “Este año hemos estado bastante tiempo parados”, ha lamentado el patrón mayor de San Telmo, haciéndose eco de las quejas de las aproximadamente 200 mariscadoras a pie y 200 marineros a flote que pertenecen a su colectivo.

Desconocen la causa que ha motivado el aumento de la toxicidad en los bancos marisqueros, pero “esto cada vez está peor”, ha añadido Rodríguez.

A la presencia recurrente de la toxina se añade también un nuevo inconveniente para los mariscadores, que han detectado recientemente un repunte en la presencia de “panelo”, un tipo de alga que provoca la mortandad de la almeja. Así, César Rodríguez prevé movilizar varias embarcaciones en próximos días para realizar un muestreo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar