Los polígonos mejilloneros se abrirán progresivamente

El Instituto Tecnolóxico para o control do Medio Mariño de Galicia (Intecmar) ha detectado un “descenso” de las células de las especies fitoplanctónicas que producen la toxicidad en el mar y analiza la posible apertura de algún polígono mejillonero.

Según han confirmado a Europa Press fuentes de la Consellería de Medio Rural e do Mar, de la que depende el Intecmar, han explicado que en la zona de Vilagarcía se han hecho ya dos análisis esta semana, uno de los cuales dio negativo en toxina. Del segundo se espera el resultado y, de ser igual que el anterior, permitiría la apertura de bateas en esa ría.

Por su parte, en declaraciones a los medios en Vigo, la conselleira de Mar, Rosa Quintana, ha explicado que se “está detectando un descenso de células” del fitoplancton que produce la toxina, y ha resaltado que, “si va a aparejado” a una bajada de toxicidad en el mejillón, habría “buenas noticias”.

Así, aunque no ha querido cifrar en cuantos días se podrían abrir los polígonos, sí ha remarcado que es “previsible” que si desciende el número de células que producen la toxina, también lo haga la toxicidad de los productos del mar.

En cuanto a la posibilidad de otorgar ayudas, ha señalado que ahora se están resolviendo las del año pasado para el mejillón, en función del reglamento comunitario, que permite “ampliar” la línea de ayudas. Sin embargo, ha dicho que esta misma normativa no es aplicable al marisqueo, sector en el que “no se dan las circunstancias para acceder” a estas bolsas económicas.

ÚLTIMAS RESOLUCIONES

Por otro lado, a última hora de este miércoles, el Intecmar levantó el cierre que pesaba sobre la zona I de la ría de Ares-Betanzos para los moluscos de tipo infaunal, en donde la zona II ya estaba abierta desde el día 10 de agosto. Asimismo, levantó el cierre que había en la zona II de Muros-Noia a la extracción de navaja y ‘longueirón’.

En contraposición, a última hora del miércoles se decretó la prohibición de extraer molusco de tipo infaunal –los que viven enterrados en la arena– en la zona I de la ría de Vigo, que ya estaba cerrada.

Asimismo, se prohibió cautelarmente la extracción de moluscos bivalvos cultivados en viveros flotantes en la zona IV de la ría de Vigo, en Redondela; y de moluscos de tipo infaunal en la zona I de Vicedo-Barqueiro.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar