La UE insta a Marruecos a resolver las licencias de pesca pendientes

La Comisión Europea ha instado al Gobierno marroquí a resolver las licencias
de pesca para la flota europea en una carta que ha remitido este martes tras la
entrada en vigor del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos el pasado 15 de
julio.
“Una carta oficial ha sido enviada por la Comisión el 19 de agosto tras un
número de llamadas e intercambios por email. En su carta, la Comisión ha pedido
que el periodo de licencias se adapte para permitir a los propietarios de buques
pescar durante el periodo correspondiente a los pagos”, ha explicado a Europa
Press el portavoz de la Comisión Europea, Roger Waite.
El problema afecta a un total de 63 licencias de pesca solicitadas por
España, Portugal, Países Bajos, Letonia y Lituania ha explicado el portavoz
comunitario.
“Las licencias se tenían que haber entregado para el 15 de agosto como muy
tarde. Las solicitudes eran para empezar (a faenar) el 1 de agosto”, ha
precisado el portavoz.
El Ejecutivo comunitario ha admitido con todo que las peticiones de licencias
“fueron presentadas tarde”, algo que ha achacado a “la entrada en vigor tardía
del protocolo” de pesca, el pasado 15 de julio.
“El protocolo estipula que Marruecos tiene 15 días para emitir las
licencias”, ha explicado Waite, que no ha querido avanzar los posibles
siguientes pasos a dar hasta conocer la respuesta de Rabat, ni tampoco el plazo
que han dado a las autoridades marroquíes para responder.
El acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos entró en vigor en febrero de 2007
por un periodo de cuatro años y éste ha sido renovado entre febrero de 2011 y
febrero de 2015.
El actual protocolo del acuerdo, firmado en noviembre de 2013, entró
finalmente en vigor el pasado 15 de julio, tras su ratificación por parte de
Rabat, aunque la concesión de las licencias de pesca quedaron pendientes.
El nuevo pacto permite faenar en Marruecos a un máximo de 120 barcos de 11
países de la UE (en su mayoría de España, pero también de Portugal, Italia,
Francia, Alemania, Lituania, Letonia, Holanda, Irlanda, Polonia y Reino Unido).
Las posibilidades de pesca se han incrementado un tercio respecto al anterior
acuerdo y alcanzan las 80.000 toneladas para las pequeñas especies pelágicas,
con oportunidades de pesca adicionales para demersales, atún y pesca artesanal.
En total, el protocolo cubre 6 categorías de pesca explotadas tanto por la flota
industrial como por la artesanal.
El coste para los contribuyentes de la UE, según destaca Bruselas, ha
descendido un 30% respecto al anterior pacto. Se sitúa en 30 millones al año, de
los cuales 16 millones son para compensar a Marruecos por acceder a sus recursos
y 14 millones para apoyar al sector pesquero marroquí. Además, los armadores
deberán aportar otros 10 millones de euros.
El protocolo incluye una cláusula que permite a la UE suspenderlo
unilateralmente en caso de violaciones de los derechos humanos. El último
acuerdo pesquero con Marruecos concluyó en diciembre de 2011 tras ser rechazado
por la Eurocámara. Tras un largo proceso de negociaciones, un nuevo protocolo
aprobado por los Veintiocho y la Eurocámara se firmó a finales de 2013, pero su
entrada en vigor se ha retrasado hasta ahora a falta de la ratificación de
Marruecos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar