Mujer detenida en Vigo por consentir abusos sexuales contra su hija, menor de edad

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Vigo han detenido a tres portugueses, dos hombres de 21 y 50 años y una mujer de 41 años, como autores de delitos de abusos sexuales y abandono de una menor y por un delito de tentativa de homicidio contra otro individuo que refugió en su vivienda a la joven.

Tal y como ha comunicado la Policía Nacional, el pasado 30 de julio un ciudadano les informó de que se estaba produciendo una fuerte discusión en la calle Regueiro, por lo que una patrulla se desplazó hasta el lugar y localizó a tres personas que, al percatarse de su presencia, emprendieron una huida a la carrera, tras lo que fueron perseguidas e interceptadas por los agentes.

Mientras tanto, otra dotación localizó a un varón en el suelo de la calle, que sangraba abundantemente por el cuello y el pecho, así que se apresuró a taponarle las heridas y a solicitar la presencia de una ambulancia para su traslado urgente al hospital.

Una menor testigo de los hechos explicó que el agredido era un amigo suyo que la había acogido en su casa después de haber huido de su entorno familiar por los abusos a los que la sometía su tío, de 21 años, ante la pasividad de su madre.

Así, indicó que su madre, su tío y otro varón se habían presentado en el domicilio donde estaba refugiada para exigirle a los amigos de la chica que se la entregasen. De esta forma, se inició una discusión en la que intentó mediar uno de los jóvenes, que fue agredido en el cuello y el pecho con un cuchillo de más de 18 centímetros y con un garfio de pescado.

Fue en ese momento cuando apareció la Policía, que interceptó y detuvo a los agresores. Ninguno de los familiares tenían antecedentes policiales anteriores, y sólo el tercer individuo tenía siete antecedentes por hechos similares a los imputados.

ENTORNO FAMILIAR

Tras estos sucesos, el Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Brigada de Policía Judicial inició una compleja investigación, por la que se descubrió que tanto los detenidos como la víctima solían vivir en una nave abandonada ubicada en la calle Tomás Alonso, conocida como ‘La Artística’.

Asimismo, supieron que era habitual que la madre de la menor la dejase sola largos períodos de tiempo, momentos en los que sufría los abusos de su tío, hechos que estaban en conocimiento de la madre. Además, averiguaron que el tercer individuo, la madre y el tío de la menor sometían a la joven a una férrea vigilancia, con continuas amenazas y agresiones.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar