Empresas gallegas que exportan carne asumen “con tranquilidad” la decisión de Putin

Empresas gallegas que exportan carne y castañas asumen “con tranquilidad” el veto ruso a sus productos, integrados entre los “alimentos perecederos” que incluyen los frescos y los que precisan refrigeración, según explicaron fuentes empresariales a Europa Press.

Por un lado, fuentes de la empresa Coren detallaron que hasta 2013 enviaba carne de cerdo a Rusia y esas ventas supusieron el 6 por ciento de las exportaciones de porcino del grupo empresarial ourensano. “Ese mismo año comenzaron a producirse tensiones comerciales entre Rusia y España que afectaron a las empresas exportadoras y, en el caso de Coren, la carne exportada a ese país fue derivada a otros mercados”, apuntan dichas fuentes.

La actual crisis comercial, causada por la situación política de Ucrania, afecta al grupo Coren con “margen de maniobra para derivar sus ventas a otros países, por lo que la repercusión de las actuales circunstancias es mínima”.

Por su parte, el responsable de la empresa de castañas Posada Marrón Glacé, Xosé Posada, explicó que Rusia es el destino del 5 por ciento de las exportaciones de su empresa, que se ve afectada por el veto en lo que se refiere a la “castaña glaseada, o marrón glacé, y a la precortada congelada para asar”.

Dijo estar “tranquilo” tras consultar a importadores y clientes. “Esperamos que el veto sea temporal y hasta que desaparezca, por el momento, no notamos cambio en pedidos ni en el aprovisionamiento de los clientes rusos”, destaca. Posada añadió que vivió situaciones semejantes durante su residencia en Rusia “y esto se suele solventar derivando la exportación a Rusia por empresas de países no vetados, como Suiza”.
CUEVAS SIN PROBLEMAS

Por otra parte, la responsable de exportación y gerente del grupo Cuevas, María Teresa González, explicó que los productos exportados a Rusia suponen un 14 por ciento de las exportaciones del grupo “pero este veto no afecta pues no se envían productos perecederos”.

“Sí tenemos un pedido desde Rusia que saldrá a finales de semana pero no está afectado por el veto pues se trata de productos transformados”, añadió. Para González, “es obvio” que el veto “afectará” en alguna medida, pero tampoco detectó señales de alarma.
VINO Y ACEITE DE OLIVA

Entre las empresas con sede en Ourense e implantación en toda Galicia y exportadoras a Rusia se encuentran también las de los sectores del vino y del aceite de oliva.

Ninguno de los dos productos se ve afectado por el veto, según explicaron a Europa Press fuentes de Bodegas Gallegas y Aceites Abril, ambas con intereses comerciales en Rusia.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar