Feijóo apuesta por modernizar la Justicia en el 15 aniversario de los Tribunales Superiores

 

Feijóo_Madrid_25aniversario TSX CCAA_2

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha apostado este lunes por «adaptar la Justicia al siglo XXI» con el objetivo de «servir mejor a los ciudadanos» al mismo tiempo que ha elogiado la labor de los tribunales superiores de justicia.

«Tenemos ante nosotros retos apasionantes y un árido trabajo para adaptar completamente la justicia española a este siglo XXI», ha manifestado durante su intervención en el acto de conmemoración de los 25 años de constitución de los tribunales superiores de justicia (TSJ), asegurando que todas las comunidades autónomas quieren «ser activos» en el objetivo de «servir mejor a los ciudadanos».

Feijóo ha afirmado que, a pesar de que en los últimos años «se han realizado grandes esfuerzos para dotar al sistema judicial de infraestructuras adecuadas» para reducir el volumen de sus tareas, «sería un error imperdonable» pensar que ese proceso ha finalizado y que «la Justicia está como debe estar».

Así, ha dicho que aunque ya «nadie duda» de que la Justicia es «un pilar fundamental» de la democracia, todos lo que tiene competencia en la materia deben tener «los ojos bien abiertos» para adaptarse a «las nuevas posibilidades» que ofrecen los nuevos tiempos.

En este sentido, Feijóo ha expuesto los tres retos que, a su juicio, tiene que asumir en la actualidad la Justicia. Por un lado, la actualización legislativa; por otro, la modernización de la justicia en general, aunque especialmente «en términos tecnológicos»; y su adaptación «a la realidad de los tiempos» y a las circunstancias de cada territorio.
LOS TRIBUNALES SUPERIORES IMPULSARON LA DESCENTRALIZACIÓN

Para Feijóo, este XXV aniversario de los tribunales superiores de justicia es una «nueva prueba de la madurez y del éxito» del Estado Autonómico: «Si en un momento fue una apuesta arriesgada sumar a la separación de poder la coexistencia entre la Administración central otra autonómica con autogobierno e instituciones propias, lo cierto es que la descentralización de la Justicia requirió quizá hilar aún más cimientos», ha defendido al respecto.

Además, ha afirmado que la puesta en marcha de los tribunales superiores supuso «el impulso definitivo para la descentralización de la administración de justicia», y al mismo tiempo ha recordado que, la creación de estos órganos de justicias «contó con el aval un gran consenso»: «Estos órganos hicieron posible completar el perímetro de autogobierno de las comunidades», ha zanjado.

Así pues, ha destacado el valor de la Carta Magna –que consagró es Estado de las autonomías– ya que, a su juicio, posibilitó que España «en poco tiempo» pasara de ser un país fuertemente centralizado a otro que «depositaba en cada una de las comunidades las competencias legislativas, ejecutivas y de Gobierno».

En este sentido, ha recalcado que tanto en 1978 como en 2014, «la voluntad de convivir bajo un techo común y conforme a unos principios y valores sin renunciar por ello a las singularidades de cada territorio» fue «mayoritaria».

Y es que, según Feijóo, la Justicia además de un «derecho subjetivo y de valor democrático, es un servicio público, y como tal, tiene una dimensión autonómica».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar