El Parlamento reduce los requisitos para máquinas recreativas sin premio en dinero

Parlamento de Galicia_xeral-xeral Pleno

El PPdeG ha aprobado la tramitación por lectura única y la modificación, tras rechazar una enmienda a la totalidad de AGE, de la ley gallega reguladora de los juegos y de apuestas que simplifica y reduce requisitos para las máquinas recreativas de tipo A, es decir, las que no otorgan «contraprestación en dinero». En concreto, se eliminan seis autorizaciones y dos comunicaciones previas.

La modificación de la norma ha salido adelante sólo con el apoyo de los populares, mientras que la portavoz de AGE en el debate, Consuelo Martínez, ha censurado esta «liberalización bestial sin control» de los juegos como justificación del voto en contra de su grupo. El resto del arco parlamentario se abstuvo por la «falta de documentación» de la Cámara y por el «abuso» del procedimiento de lectura única.

Por su parte, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, al igual que la diputada popular Paula Prado han subrayado que esta modificación de la ley llega impuesta por una directiva europea y han justificado el procedimiento de lectura única en base a que se trata de un cambio normativo «puntual».

Rueda ha relatado los requisitos que se simplificarán y ha subrayado que redundará «en beneficio» de los salones de juego con máquinas recreativas de este tipo. Actualmente, ha señalado que hay casi 1.500 en la comunidad y siete salones que se dedican «en exclusiva» a esta actividad en el marco de un sector que supone el 3,65 por ciento del PIB.

«ELIMINACIÓN DE BARRERAS»

Así, ha justificado la «eliminación de barreras» y la «adaptación» al marco regulatorio europeo para el impulso de «procedimientos más sencillos y menos formalismos» con el fin de dinamizar un sector muy específico de máquinas que se ciñen al «ocio» sin ningún tipo de premio en metálico mediante juegos a los que, a día de hoy, se puede acceder desde cualquier consola, ordenador o teléfono móvil.

«La evolución de las modalidades de juego y la eliminación de los límites territoriales diseñan un panorama muy distinto de épocas pasadas que exige cambios», ha relatado, para insistir en que, en el caso de estas máquinas «de ocio», no concurren «razones de interés» que exijan la «especial protección». Así, se eliminan seis autorizaciones y dos comunicaciones previas que no se consideran «imprescindibles».

La reducción de requisitos previos también afectará específicamente a los locales de hostelería y a la inscripción de modelos de las máquinas A, así como a las fianzas.

«DESREGULACIÓN RADICAL»

Frente a lo que considera una «desregulación radical», Consuelo Martínez (AGE) ha defendido la enmienda a la totalidad de su grupo, que fue rechazada, y ha alertado de que «muchos especialistas» advierten contra la adicción a los juegos y los avances hacia «una sociedad mucho más ludópata y menos comunicativa» debido a la falta de «interacción» entre las personas.

Por ello, ha pedido al Gobierno gallego que «recapacite», que no sea tan «obediente» con la UE y que mantenga «los controles preventivos», al tiempo que ha incidido en el carácter «machista y violento» de «muchos videojuegos», así como en la importancia del «control» sobre la localización de las máquinas.

Finalmente, ha remarcado que esta «liberalización bestial sin control» se hace «pensando en que todo vale y todo está permitido siempre que produzca beneficio económico». «DA igual la repercusión en la salud de las personas, lo único importante es negocio, negocio y negocio», ha zanjado.

LECTURA ÚNICA

También la nacionalista Tereixa Paz ha ironizado con lo «importante» que es para la Xunta no «contravenir» una directriz de la Unión Europea (UE), además de considerar «absolutamente antidemocrático el abuso permanente» del trámite de lectura única al que recurre el PPdeG, al que ha acusado de «hurtar el debate», una consideración compartida con Consuelo Martínez.

A su vez, la socialista Beatriz Sestayo ha asegurado que su grupo se abstiene y no vota en contra de esta modificación porque, efectivamente, está «obligada» por la directiva europea, pero ha recordado que la Xunta comprometió presentar «una regulación completa» en materia de juego y ha advertido de que a la Cámara le «falta documentación» para cumplir con la función legislativa que le corresponde.

Por su parte, Prado ha defendido que si hay un procedimiento que deba hacerse por lectura única «es éste» al tratarse de una modificación puntual, además de subrayar, tras las posibles conductas de adicción de las que alertó AGE, que las nuevas tecnologías o los juegos «no son malos por sí mismos», pero sí requieren «un control y educación» que «no corresponde a la administración».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar