Detenido un empresario vigués por vender medicamentos por Internet

 

Venta ilegal medicamentos Internet empresario Vigo

Agentes de la Guardia Civil han detenido al administrador de una empresa en Vigo que supuestamente vendía, a través de internet, medicamentos y productos químicos sin autorización.

Según han informado fuentes del Instituto Armado, la investigación se enmarca en la denominada ‘Operación Pangea VII’ sobre propaganda, venta y suministro de medicamentos fuera de los canales autorizados. Así, el operativo de Vigo fue llevado a cabo por efectivos del equipo de Investigación Tecnológica adscrito a la Policía Judicial de la Comandancia de Pontevedra.

En el ámbito de la investigación, en la que también participan Europol e Interpol, la Guardia Civil detectó una página web desde la que se comercializaban sustancias tóxicas y medicamentos. Tras la autorización del Juzgado de Instrucción número 1 de Vigo, se actuó en esa empresa, con sede en Vigo, y se intervino judicialmente la página web.

Este lunes se realizó un registro en la empresa y se detuvo a uno de los administradores, como presunto autor de un delito contra la salud pública. En el registro, en el que se contó con la colaboración de un perito designado por el Colegio de Farmacéuticos de Pontevedra se intervinieron diversos efectos.

Así, la Guardia Civil se incautó de 66 kilos de Fenacetina, un kilo de Piracetam, un kilo de Tetracaina, un kilo de Procaina, un kilo de Benzocaina, un kilo de Lidocaina, varias cantidades de sustancias tóxicas pendientes de analizar, dos ordenadores, varios teléfonos móviles, y documentación contable.

MANIPULACIÓN SIN CONTROL

La Guardia Civil pudo comprobar, asimismo, que, en la empresa, se manipulaban sustancias sin ningún tipo de sistema de extracción de gases o refrigeración, llegando incluso a estar mezcladas con material inflamable, como fósforo rojo. Tampoco se utilizaban guantes o mascarillas, ni había ambiente estéril.

Esta empresa enviaba pedidos a toda España y también a clientes del extranjero, sin informar a las empresas transportistas de la toxicidad de algunos productos.

La operación policial continúa abierta, a la espera de que se analice el material intervenido, para identificar a los compradores de esas sustancias, ya que muchas se emplean habitualmente para ‘cortar’ estupefacientes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar