Pleno del Senado: Barreiro afirma que «el Rey es súbdito de las leyes y de los ciudadanos»

Barreiro_pleno do Senado_tribuna

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Senado, José Manuel Barreiro, ha afirmado hoy, en el Pleno de la Cámara, que tras 4 décadas de reinado de Juan Carlos I, “podemos afirmar que en nuestro modelo de Monarquía Parlamentaria el súbdito es el Rey: sí, súbdito de las leyes, de los ciudadanos y también súbdito del país”.

Durante su intervención en el debate del Proyecto de Ley Orgánica por la que se hace efectiva la abdicación de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I de Borbón, Barreiro ha dicho que vamos a dar normalidad a la abdicación del Rey, “en un marco de democracia y legalidad constitucional”. “Vamos, en definitiva, a cumplir con la Constitución, que es lo que como senadoras y senadores del Reino de España prometimos guardar y hacer guardar”, ha remarcado.

Del mismo modo, el portavoz de los populares ha querido señalar que nos encontramos ante un momento de una “gran trascendencia histórica”, que refleja la “madurez democrática que ha alcanzado nuestro país en las últimas décadas”.

Así, José Manuel Barreiro ha explicado que la abdicación es una de las formas de sucesión a la Corona previstas en el ordenamiento jurídico; pero que no se equivoque nadie, ha avisado, “no debatimos la sucesión ni la forma del Estado, sino la abdicación, porque así lo dice la Ley, por imperativo de la Constitución y sólo de la Constitución”.

NORMALIDAD DEMOCRÁTICA Y CUMPLIR CON LA CONSTITUCIÓN
José Manuel Barreiro ha sintetizado que “estamos cumpliendo la Ley, ante un trámite parlamentario establecido por el artículo 57.5 de la Constitución; y no ante ningún otro tipo de debate”.

Por tanto, como ha referido el portavoz del PP en el Senado, no hay ningún debate entre Monarquía o República, como tampoco lo hay sobre el modelo territorial, ni sobre la democracia representativa o sobre el Estado de la Nación. Es sencillamente, cumplir con el mandato constitucional que dice literalmente: “las abdicaciones y renuncias (…) a la Corona se resolverán por una Ley Orgánica”, ha referido.

Además, ha querido destacar que el consenso constitucional sigue dando sus frutos, como se está viendo estos días, con el amplísimo acuerdo que nos permitirá hoy dar pie a una sucesión en la jefatura del Estado con absoluta tranquilidad y normalidad democrática.

En contraposición a esto, el portavoz popular ha dicho que a España no le convienen seísmos políticos ni experimentos de otras épocas, tenemos muchos retos por delante que requieren estabilidad para salir de la crisis y no nuevos baches y problemas.

En respuesta a lo dicho por otros grupos parlamentarios, José Manuel Barreiro ha afirmado que rotundidad que desde el PP no podemos apoyar propuestas que van contra lo que dice la Constitución, que intentan abrir debates que no se corresponden con lo que hoy toca debatir, que emplean argumentos que no se sostienen, que siembran la confusión y que están motivadas por el oportunismo.

Así, ha respondido a ERC, que ha vetado este Proyecto de Ley, que jamás ha habido en Cataluña una norma tan respaldada como la Constitución Española (aprobada por más de 9 de cada diez catalanes). Igualmente, ha recordado a los senadores de IU, herederos del PCE, que ellos también participaron en el consenso constitucional y apoyaron el actual modelo de Estado.

PAPEL DECISIVO DEL REY JUAN CARLOS I
Tras destacar los casi 40 años de convivencia y de prosperidad democrática, social y económica de España, Barreiro ha señalado que es de justicia reconocer la “enorme contribución y el papel decisivo del Rey” como actor principal de la Transición y defensor de la democracia en sus momentos más difíciles.

En esta misma línea, ha reiterado que Don Juan Carlos I fue decisivo a la hora de impulsar y consolidar el consenso constitucional que nos ha permitido gozar de los derechos fundamentales y libertades propias de una democracia.

De igual manera, José Manuel Barreiro ha recordado también el papel jugado por el Rey durante estas décadas, en las que ha impulsado positivamente las relaciones internacionales de España y de nuestras empresas.

REINADO DE FELIPE VI
Para terminar, José Manuel Barreiro ha afirmado que, ahora, sólo nos queda, desear que el reinado de Felipe VI, cuya preparación y capacidad nadie cuestiona, continúe la obra de su padre con fuerzas renovadas aportando estabilidad y confianza a nuestro país para afrontar todos los retos que tenemos por delante.

La normalidad democrática en el relevo de la Jefatura del Estado es síntoma de estabilidad y de permanencia de las instituciones, que es lo que construye más España, más prosperidad y más bienestar para los españoles, ha explicado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar