Prisión sin fianza para nueve de los detenidos como asaltantes en Ourense y Pontevedra

El Juzgado de Instrucción número 1 de Pontevedra ha decretado prisión sin fianza para nueve de los detenidos del grupo de asaltantes desarticulado en Vigo, que operaba en las provincias de Pontevedra y Ourense, mientras que otros dos detenidos han quedado en libertad. A todos se les imputa robo con fuerza, según informa este miércoles el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

En concreto, la Guardia Civil imputa más de 30 robos con fuerza a los integrantes de un grupo criminal desarticulado a principios de semana en Vigo, y que se dedicaba a asaltar viviendas y a la venta de los efectos sustraídos.

Según han informado este miércoles fuentes de la Benemérita, la operación ‘Xesteira’ se saldó con varios detenidos de nacionalidad rumana (todos con antecedentes) y nueve registros, en los que se pudo recuperar abundante material procedente de los robos, como joyas, equipos informáticos y fotográficos, teléfonos, dinero en efectivo y otros objetos de valor.

La investigación se inició debido a la detección de una gran cantidad de robos con fuerza en viviendas que se estaban produciendo en la provincia de Pontevedra, especialmente en la localidad de A Lama. Fruto de las pesquisas, la Policía Judicial concluyó que los autores podrían ser varias personas afincadas en Vigo, y que integraban un grupo organizado, en el que cada miembro tenía una función concreta a la hora de cometer los delitos.

Así, unos elegían las viviendas objeto del robo (normalmente casas de fin de semana, o cuyos propietarios residen en el extranjero), otros eran autores materiales de las sustracciones, y otros vendían los efectos robados por diferentes cauces.

Según la Guardia Civil, este grupo tenía una «desmedida actividad delictiva», para lo que se desplazaban por diversos puntos de la provincia, y también por la provincia de Ourense.
MODUS OPERANDI

Una vez que seleccionaban la vivienda, rompían puertas o ventanas para acceder al interior y apoderarse de objetos de valor, como dinero, joyas, equipos electrónicos, informáticos, herramientas o, incluso, licores y adornos.

Posteriormente, se regresaban a Vigo, donde residen, y otros componentes del grupo vendían lo robado a establecimientos de compraventa de oro o de objetos de segunda mano. En algunos de los robos, los asaltantes lograron hacerse con algún botín valorado en más de 40.000 euros.

Los efectos recuperados en esta operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Pontevedra, serán expuestos en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil para que sean identificados por sus legítimos propietarios.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar