BNG, Compromís y Geroa Bai reinvidican un referéndum

Olaia Fernández Dávila_deputada_Congreso Deputados
Los diputados de BNG, Compromís y Geroa Bai han reivindicado este miércoles la necesidad de celebrar un referéndum sobre el modelo de Estado frente a un proceso de sucesión en la corona «atado y bien atado» que imposibilita cualquier forma de «participación democrática».

Por parte del Grupo Mixto, los representantes de BNG, Compromís y Geroa Bai han anunciado su oposición a la ley de abdicación debatida este miércoles en el Congreso y también han censurado su «tramitación exprés» para «evitar cualquier debate» sobre la Jefatura del Estado. También votará en contra el representante de Nueva Canarias, Pedro Quevedo.

La portavoz de BNG, Olaia Fernández Davila, cree que «la puesta en escena» del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciando la abdicación del rey evidenció «que todo estaba atado y bien atado» para un «proceso exprés» de abdicación «carente de participación democrática».

Así, ha arremetido contra PP y PSOE por «accionar el cierre de compuertas» para perpetuar un régimen «heredado de la dictadura franquista» y ha censurado que la ciudadanía nunca haya podido pronunciarse «de forma libre y democrática» sobre la monarquía, ya que en 1978 fue integrada en un amplio texto constitucional.

Según ha sostenido, la corona representa «un paradigma antidemocrático, un modelo obsoleto y cuestionado por amplios sectores» que llega a este punto con una fuerte «caída de popularidad». Y este proceso de sucesión no hará sino aumentad la «desafección» de los ciudadanos hacia la política «porque están remando en sentido contrario», ha avisado.

Olaia Fernández ha aludido en este punto a los problemas de corrupción de los que «no se libra» la Familia Real y ha censurado «las prisas» por la sucesión para «cerrar cualquier debate en profundidad sobre el modelo político e institucional que está fuertemente cuestionado por la apertura de procesos soberanistas que son ya imparables».

«Optan por mirar para otro lado y de nuevo, como hicieron en la primera Transición, barrer bajo la alfombra para evitar ver y escuchar», ha lamentado, reprochando que dejen pasar esta «oportunidad histórica» para afrontar «el siempre pospuesto» debate sobre el modelo de Estado. «Actúan como cancerberos impidiendo el paso al aire fresco que se necesita», ha criticado.

A su juicio, esta ley de abdicación no sólo regula un relevo, sino que «afirma la continuidad de un régimen político e institucional que en la actualidad está cuestionado por una amplia mayoría de la población».

En el mismo sentido, el diputado de Compromís, Joan Baldoví, ha recordado que el 64 por ciento de la población con edad para votar en la actualidad no tuvo oportunidad de expresarse sobre la Constitución en 1978 y, por algo «tan sencillo», ahora debería dárseles la oportunidad de pronunciarse sobre el modelo de Estado.
HABLA, EL PUEBLO HABLA, CANCIÓN DE LA TRANSICIÓN

Y para sostener su discurso se ha remitido a una canción que «sonaba en todas las radios» el 6 de diciembre de 1978, cuando se votó la actual Carta Magna: «Habla, el pueblo habla, no permitas que roben tu palabra», ha recordado que decía la canción que se convirtió en símbolo de la Transición.

Ahora, 35 años después de aquello, ha insistido en la necesidad de promover una consulta ciudadana para dar a Felipe VI la oportunidad de ser coronado «por justo derecho democrático». «No permitan que sea coronado por injusto y anacrónico derecho hereditario», ha solicitado.

Pero además, se ha remontado al 19 de junio de 1707, cuando el primer rey Borbón, Felipe V, «ordenó quemar la ciudad de Xátiva» y días después abolió los fueros de Valencia y Aragón. «Y el 19 de junio de 2014, justo 307 años después, quieren que Felipe VI sea coronado», ha censurado enseñando la portada de la revista El Jueves con una viñeta sobre la monarquía que fue retirada de los quioscos.
POR LA PUERTA FALSA Y DE TAPADILLO

También la diputada de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha pedido que no se consolide la monarquía parlamentaria «por la puerta falsa» y haciéndolo «de tapadillo» en procedimiento de urgencia. A su juicio, acceder a la celebración de un referéndum sería «seriedad, altura de miras y responsabilidad».

En este punto se ha dirigido a los diputados del PP, el «sector monárquico», para advertirles de que «tratar de prolongar la monarquía a hurtadillas para evitar referéndum» supone una «absoluta falta de respeto a esa monarquía» y también «poco útil si lo que se pretende es prestigiar la institución». Pero también ha tenido palabras para la bancada socialista, a la que ha añadido que representa también una «falta de respeto» a los principios republicanos que declaran tener.

Barkos ha censurado la «defensa a ultranza» de la monarquía que manifiestan PP y PSOE «haciendo oídos sordos» a otras reivindicaciones y ha recordado el resultado de las elecciones del 25 de mayo, con su «varapalo» al bipartidismo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar