El nuevo rector, Juan Viaño, se propone «crecer globalmente»

Feijóo_Viaño_toma rector USC_2
El nuevo rector de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), Juan Viaño Rey, ha tomado posesión de su cargo este lunes en un acto solemne celebrado en el Pazo de Fonseca, donde se ha marcado como primer objetivo conseguir que la entidad crezca «globalmente» un 5 por ciento durante el primer año de su mandato, al tiempo que ha alertado del inicio de un «problema de reputación» para el organismo.
Durante su discurso de toma de posesión, Juan Viaño Rey ha criticado la gestión económica que se ha llevado a cabo desde el Rectorado de la USC en los últimos años y ha calificado de «imprescindible» la conformación de un nuevo plan de financiación.
En esta línea, Viaño Rey, catedrático de Matemática Aplicada, ha lamentado haberse encontrado con una «universidad sin dinero y sin ilusión», y ha apostado por «comenzar una nueva etapa» y hacer «importantes reformas» en la USC, cambios que «comenzarán por la financiación».
De hecho, el nuevo rector ha recordado que las cuentas del ejercicio 2013 «reflejan unos gastos significativamente superiores a los ingresos», lo que conllevará que, al cierre de este año, la USC tendrá un «importante desequilibrio».
BÚSQUEDA DE RECURSOS
Alejado de «soluciones mágicas», Juan Viaño ha apostado por la «transparencia», la «búsqueda infatigable de recursos» y la «reconducción de esta grave situación», dentro de la que un nuevo plan de financiación sería «absolutamente imprescindible».
Aunque ha elogiado la decisión de la Xunta de congelar tasas, Viaño Rey ha indicado que la formación «tiene un coste elevado que debe asumirse entre todos». En su posición, se ha comprometido a mejorar la captación de recursos privados y públicos y a trabajar por la formación de calidad; mientras que ha reclamado a la Administración pública que «colabore con el nuevo proyecto» de la USC, asumiendo «el coste real de este compromiso».
«No hablo solo de un nuevo plan de financiación, sino también de la ayuda para la captación de nuevo talento docente e investigador y del apoyo a los retos estratégicos para Galicia que abordaremos estos años», ha sentenciado el nuevo rector.
El presupuesto de 2015, ha indicado Juan Viaño, debe «superar las metodologías contables» y «convertirse en la herramienta que marque las prioridades de la universidad», por lo que ha apostado por centrarse en proyectos como el Campus Vida, el Campus do Mar o el Campus Terra de Lugo.
En la misma línea, ha manifestado su intención de «reforzar la investigación en la USC» y «su impacto en el tejido productivo», en lugar de «asistir resignados a un progresivo achicamiento y envejecimiento de los grupos de investigación».
CAMBIOS
Paralelamente, ha explicitado su creencia en la «autonomía universitaria» y ha garantizado que «la mejor manera de demostrarlo» es «ejercitándola con responsabilidad» a través de cambios en los mecanismos de toma de decisiones y el contacto con las necesidades de actores públicos y privados.
«Toca tiempos difíciles. No podemos contentarnos con lo que tenemos y nuestra obligación es proponer y practicar soluciones y no sólo reclamaciones. La universidad más cara es la que languidece sin recursos y sin rumbo. Lo más barato es estar muertos. No aceptaremos ni una cosa ni la otra», ha aseverado.
Además de anunciar «cambios importantes en los procesos de gestión, de calidad, de oferta académica, de investigación y de internacionalización, Juan Viaño ha marcado un objetivo concreto en su intención de que la universidad crezca globalmente un 5 por ciento durante los primeros doce meses de su mandato. «El cinco por ciento es realista, plausible y, sobre todo, necesario para tener un futuro distinto del que se dibujó en los últimos tiempos», ha sentenciado.
Paralelamente, y junto al problema de financiación, el nuevo rector ha alertado de que la USC «comienza a tener un problema de reputación». «Nos equivocamos si pensamos que los años de historia nos garantizan el respeto y la admiración permanentes», ha destacado Juan Viaño, que ha apostado por visibilizar el trabajo de la universidad y favorecer mecanismos de calidad.
TIEMPOS QUE «DIFÍCILMENTE PODRÍAN SER PEORES»
El rector saliente de la USC, Juan Casares Long, también ha intervenido en el acto al inicio para hacer balance de su mandato, en el que, ha indicado, buscó «en todo momento» que los miembros de la comunidad universitaria le sintiesen «como un rector próximo» a pesar de tratarse de tiempos que «difícilmente podrían ser peores».
Casares Long, que ha recordado a Castelao o a Quinto Horacio Flaco en su discurso, ha hecho mención de algunos de los acuerdos, planes y actuaciones conseguidos durante su mandato, en el que se «redujo tanto la financiación como la autonomía universitaria».
En los últimos tiempos, el ya exrector ha recordado que la globalización «ha incorporado una mayor movilidad a los investigadores, profesores y estudiantes», al tiempo que ha promovido «una mayor competitividad en el mercado de títulos, una capacidad de educación a distancia global» y «alianzas de carácter global», entre otras cuestiones.
La universidad, ha apuntado, debe «controlar las fuerzas de la globalización» para que, teniendo en cuenta los «valores esenciales del mundo académico universitario», se de «una nueva forma a este término». «La globalización no debería definirse únicamente en términos económicos o de mercado», ha sentenciado Casares Long, que ha apostado por «mejorar la relación con el entorno más próximo».
UNA DEUDA CON LA UNIVERSIDAD
Tras la toma de posesión del rector y los vicerrectores, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha cerrado el acto indicando que Galicia tiene «una deuda» con la Universidade de Santiago, donde ve «una de sus cunas».
«La Galicia universitaria se adelantó mucho tiempo a la Galicia política», ha apuntado Núñez Feijóo, que ha reconocido que, en el momento actual, «no es fácil» conciliar «todos los intereses en juego».
Tras agradecer la «total entrega» de Juan Casares Long a la labor de rector «en tiempos muy complejos», Feijóo ha elogiado la «riqueza indudable» de la existencia de tres universidades en Galicia y ha confiado en que Juan Viaño pueda realizar su labor en tiempos de «tibia recuperación» económica.
Al acto, que se ha iniciado sobre las 12.00 horas, han asistido centenares de integrantes de la comunidad universitaria, así como representantes de la Administración gallega, el Consello da Cultura, las otras universidades gallegas e instituciones extranjeras, entre otras personalidades. Aunque en un principio estaba previsto que asistiese el alcalde de Santiago, Ángel Currás, éste finalmente ha excusado su participación.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar