La prófuga de Resistencia Galega Maria Osorio, partidaria de la lucha armada

La independentista gallega  por terrorismo y en la actualidad prófuga, Maria Osorio, justificó la violencia para lograr los objetivos independentistas durante una videoconferencia convocada por el colectivo Ceivar en la que se anunciaba su comparecencia, que finalmente se convertió en una presencia virtual.

«A loita é unha forma de dignificar a existencia», afirmó literalmente por condenada por acciones de terrorismo dentro de Resistencia Galega  por la Audiencia Nacional.

La independentista gallega que permanece en busca y captura tras ser condenada a siete años y nueve meses de cárcel ha afirmado también «no llamará a la puerta de ninguna prisión» para que la detengan por «luchar» para vivir «con dignidad».

En el acto, que ha estado rodeado de un amplio dispositivo policial, María Osório se ha declarado «insumisa» a un Estado «represor» del que ha asegurado no conocer nada «más que agresiones». «¿Por qué razón tengo que obedecer las leyes de un Estado de que sólo conozco represión y agresiones?», se ha preguntado.

 

Osório está siendo buscada por la Policía desde el pasado 12 de mayo por orden judicial después de que la sentencia de la Audiencia Nacional la hizo firme el Tribunal Supremo. Ceivar critica que «en lugar de seguir el procedimiento habitual y exigir a la joven que escogiera una fecha de ingreso en la cárcel, los jueces decretaron directamente la busca y captura una vez la sentencia fue firme».

La Audiencia Nacional emitió el pasado año una condena por terrorismo en relación a Resistencia Galega con penas de entre 10 y 18 años de cárcel para los cuatro primeros activistas juzgados de este grupo radical independentista.

La mayor condena había recaído sobre Eduardo Vigo Domínguez y Roberto Rodríguez Fiallega -18 años de prisión para cada uno-, por los delitos de participación en organización terrorista -8 años-, falsificación de documento oficial con fines terroristas -otros dos- y tenencia de explosivos con fines terroristas -ocho años-.

Para Antón Santos Pérez y María Osório López la pena fue de diez años para cada uno, ocho por participación en organización terrorista y otros dos por falsificación en documento oficial con fines terroristas.

 

FRUSTRADA DETENCIÓN

La comparecencia por videoconferencia ha impedido que la independentista, en busca y captura desde el 12 de mayo, fuese detenida este sábado en la capital gallega, en donde la zona en la que se ha celebrado la rueda de prensa –Santa Clara– ha estado vigilada por un amplio dispositivo policial que ha controlado el acceso de todos los asistentes, llegando a impedir el paso a alguno de ellos.

Precisamente, el delegado del Gobierno en Galicia advirtió el viernes de que la Policía vigilaría que el acto convocado por Ceivar no fuese «un enaltecimiento del terrorismo». También aseguró que los agentes «tienen la obligación» de «detenerla» en cuanto «les sea posible» para que pase «a disposición judicial».

A este respecto, el diputado de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Xabier Ron, ha denunciado el «estado de sitio policial» en el que la Delegación del Gobierno «convirtió» en la mañana de este sábado Santiago de Compostela.

«La capital de Galicia ha amanecido tomada por la Policía Nacional, por las unidades antidisturbios y con desproporcionados controles de agentes armados en numerosas calles», ha criticado el parlamentario, que ha estado presente en el acto de Ceivar.

Para Xabier Ron esta «invasión policial» obedece a la estrategia del Partido Popular de «meter miedo» a la movilización social de los «sectores más agredidos por las políticas neoliberales». «Basta ya de represión», ha reclamado.

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar