Primer acto oficial del príncipe Felipe desde la abdicación del Rey

Príncipe_primeiro acto oficial desde abdicación_comunicade benedictina Navarra.jp

Rei Xoan Carlos_premio a traxectoria empresarial_post abdicación

Los Príncipes de Asturias entregaron el galardón al historiador Tarsicio de Azcona y rindieron homenaje a los Reyes de Navarra, en el primer acto oficial del hijo y sucesor de Juan Carlos I desde el anuncio de la abdicación.

En su intervención, Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y de Viana reiteró su «empeño y convicción de dedicar todas mis fuerzas, con esperanza y con ilusión a la apasionante tarea de seguir sirviendo a los españoles, a nuestra querida España; una Nación, una comunidad social y política unida y diversa que hunde sus raíces en una Historia milenaria».

«En periodos de dificultades como los que atravesamos, la experiencia de tiempos pasados plasmada en la Historia nos enseña que solo uniendo nuestros afanes, anteponiendo el bien común a los intereses particulares, e impulsando la iniciativa, la investigación y la creatividad de cada persona, lograremos avanzar hacia escenarios mejores. Ése es el ánimo que todos —responsables institucionales, agentes sociales y económicos, entidades y ciudadanos— debemos tener para afrontar con decisión el futuro y ampliar el campo de esperanza que se abre ante nosotros», señaló Don Felipe.

Del premiado en esta edición, Tarcisio de Azcona, el Príncipe destacó «su gran contribución a un mejor conocimiento de la historia de Navarra y del conjunto de España» y le expresó su más afectuosa felicitación y agradecimiento «por su obra ingente, producida a lo largo de una trayectoria tan fecunda». Asimismo, hizo extensivos estos sentimientos «a toda la Orden Capuchina por su tradicional contribución a la cultura y al progreso de nuestro país, y por su compromiso de servicio a nuestra sociedad».

Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias y de Viana estuvieron acompañados por la presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, Yolanda Barcina; el presidente del Parlamento de Navarra, Alberto Catalán; la secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás; la delegada del Gobierno en la Comunidad Foral de Navarra, Carmen Alba; el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez González, y el abad mitrado de Leyre, Juan Manuel Apesteguía, entre otras personalidades. Este año, los premios «Príncipe de Viana» celebran su vigésimo quinto aniversario. Con este motivo, estuvieron también presentes los galardonados en las ediciones anteriores.
Una vez finalizado el acto de entrega del premio, Sus Altezas Reales realizaron una breve visita a una exposición sobre la restauración del órgano de la iglesia abacial. Posteriormente, recorriendo la calza exterior del Monasterio, se dirigieron a la iglesia para rendir el tradicional homenaje a los Reyes de Navarra. Una vez finalizado el acto litúrgico, Don Felipe y Doña Letizia, acompañados por la presidenta del Gobierno Foral de Navarra y el abad del Monasterio de Leyre, depositaron una corona de flores en el sepulcro de la Reyes de Navarra.

El Gobierno de Navarra concede, desde 1990, el Premio «Príncipe de Viana» de la Cultura para reconocer la trayectoria de personas o entidades relevantes en el mundo de la cultura y son una referencia en el quehacer creativo en artes plásticas, música, literatura o ciencia. Desde 1993 y de forma ininterrumpida, el premio ha sido entregado por Don Felipe, y desde 2004, año de su matrimonio, acompañado por Doña Letizia. La dotación del galardón es de 25.000 euros, financiados por el Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Cultura.
En esta ocasión, fue distinguido el capuchino navarro Jesús Morrás Santamaría (Tarsicio de Azcona), en reconocimiento a su labor como investigador e historiador, tanto en el ámbito local como nacional e internacional.
Tarsicio Azcona es el pseudónimo literario y nombre religioso de Jesús Morrás Santamaría, nacido en Azcona (Navarra) el 24 de diciembre de 1923. Historiador de reconocido prestigio intelectual, es investigador especialista en historia de la iglesia, y cuenta con importantes trabajos sobre la orden de los Capuchinos, a la que pertenece, y otros aspectos de la realidad eclesial. Su interés se ha volcado, asimismo, sobre personajes de la historia, siendo autor, por ejemplo, de una biografía numerosas veces reeditada y muy reconocida de la reina Isabel la Católica.

Estudió Humanidades en el seminario de Capuchinos de Alsasua, Filosofía en Estella y Teología en Pamplona. Fue ordenado sacerdote en 1946. Cursó estudios superiores de Historia de la Iglesia en Roma, donde obtuvo el título de doctor en Historia de la Iglesia junto con dos diplomas de Biblioteconomía y Archivística en la Escuela del Vaticano. Es licenciado en Historia Civil por la Universidad de Zaragoza, donde hizo también estudios de doctorado. Está especializado en historia de la iglesia española en tiempos de Enrique IV y de los Reyes Católicos. En 2011 la Real Academia de la Historia le nombró académico correspondiente en Navarra.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar