Tras el adverso resultado electoral, el BNG se marca como prioridad el «voto rebelde»

Vence_BNG_rolda de prensa

El portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, ha valorado este sábado los resultados electorales del 25 mayo, en los que ha experimentado un serio retroceso, en los que identifica que «hay una parte del electorado rebelde que debe ser objetivo prioritario para el BNG a la hora de establecer un diálogo con la ciudadanía».

En rueda de prensa tras el Consello Nacional del Bloque, Vence ha analizado el «nuevo panorama político que se crea» en Galicia, en «una crisis muy importante» del PP y PSOE, en la que nuevas fuerzas como Podemos «fueron capaces de conectar con un sector de la ciudadanía», que «posiblemente tienen una distancia considerable» respecto a los partidos políticos tradicionales y «una voluntad de cambiar las cosas».

«En ese sentido, en el BNG creemos que mucho de ese electorado que se manifestó a favor de opciones políticas que no estaban en el panorama anteriormente recogen, en parte, aspiraciones que creemos que el BNG representa también», ha señalado Vence.

Por ello, considera que «ese electorado debe formar parte del ‘target’, del objetivo al que se dirige también la alternativa nacionalista». «Con esa ciudadanía que es rebelde, creemos que es importante que seamos capaces que sus aspiraciones se plasmen a través de un proyecto político gallego, que las alternativas no se formulen sólo en términos abstractos», ha proseguido en su argumentación.

Al respecto, Vence indica «no se trata tanto de hacer diálogo por arriba entre siglas», sino en «socializar» el proyecto nacionalista y de izquierdas, aunque con la prioridad de «Galicia como centro». Por ello, apuesta por «establecer puentes que permitan la colaboración» y «convertir al BNG en una alternativa de referencia para todos esos sectores».
«CONSEGUIMOS LOS OBJETIVOS», PERO «NO COLMA ASPIRACIONES»

Así, en un contexto «convulso» tanto en el ámbito político como de escisiones en el nacionalismo, Vence ha defendido: «Conseguimos los objetivos políticos fundamentales». Unas metas que ha identificado con obtener representación en el Parlamento Europeo, con Ana Miranda con escaño propio durante año y medio, con una presencia «continuada a lo largo de cinco años», que permitirá que «Galicia tenga voz directa, sin estar supeditada a ningún tipo de fuerza». «En un logro importante», ha remarcado.

Además, considera estos resultados electorales del BNG fruto de «la revitalización de la militancia», que «hizo una campaña de una entrega absolutamente meritoria», pese a las dificultades que ha identificado con haberla llevado a cabo «sin medios económicos» y sin gasto en ‘mailing’ –«que supuso un ahorro de 430.000 euros– basado en la «comunicación directa con la ciudadanía».

También ve «una revitalización de la base social nacionalista» y «un entusiasmo que se vivió a lo largo de la campaña, como un hecho de recuperación de la ambición».

Si bien, los 80.000 votos recibidos por el Bloque, con un 8 por ciento de los sufragios, «no colma las aspiraciones del BNG», dado que el Bloque «aspira a representar una parte mucho más importante y significativa de la sociedad». «Nosotros aspiramos a ser una fuerza mayoritaria, que queremos marcar de forma determinante el proyecto político de este país».

Eso sí, aprecia un voto de «rechazo» a las políticas de la Troika, la derecha y la corrupción. «El BNG está también en ese tipo de parámetros», ha agregado.
«ESPAÑOLIZACIÓN DEL DEBATE»

Por ello, aboga por «un proyecto nacionalista fuerte y potente», de forma que pide «avanzar en la galleguización del debate y las alternativas».

A renglón seguido, ha apuntado que «una de las lecciones que dejan estas elecciones», además del «desplome» del PP y PSOE, es que el panorama político gallego «refleja una importante españolización del debate político» con la presencia de proyectos políticos «formulados desde el Estado», que «tienen una conformación del debate político».

Así las cosas, el BNG abrirá un «diálogo franco» con «toda la ciudadanía rebelde» que «están en una posición de contestación al orden de cosas existente», incluida la que «también no se expresó en las elecciones».

Para lo cual, llevará a cabo en próximas semanas un proceso de evaluación de los comicios en las asambleas comarcales, de forma que en el próximo Consello se elaborará «una hoja de ruta» con las propuestas concretas para «los procesos políticos y electorales que se abren de cara al año próximo». Todo ello, con el fin de «ampliar» la base social del nacionalismo, en el que «integrar a todos aquellos que tengan una visión de país».
«EL DERECHO A DECIDIR ESTÁ CORRIENDO POR TODA EUROPA»

Junto a esto, ha destacado que estas elecciones «reflejan una crisis del proyecto de UE», basado en la banca y las financias, así como «una desafección» de la ciudadanía de la recentralización del poder en Bruselas y el rechazo al bipartidismo.

Asimismo, ha puesto en valor la mayor representación en el Parlamento Europeo de fuerzas de naciones «que aspiran a ser un

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar