Los concejales díscolos de Ourense se ven amparados por una sentencia

PSdeG_Concello Ourense_concelleiros_críticos_díscolos
Los cinco díscolos del PSdeG de Ourense ven «amparada» su postura discrepante respecto del grupo del alcalde, con la sentencia del juzgado contencioso-administrativo que confirma la compatibilidad del funcionario jurídico que pidió dar clase en la universidad de Vigo, sin recurso ordinario posible.

Fuentes jurídicas han explicado a Europa Press que la sentencia aludió al plazo de notificación del acuerdo alcanzado por el pleno municipal del 13 de diciembre de 2013, en el que se rechazó la compatibilidad pedida por Javier G.G. con cinco votos socialistas.

La edil del grupo díscolo Mónica Vázquez ha explicado a Europa Press que la sentencia les «da la razón» y que abre un nuevo escenario «en el que alguien tendrá que hacer una reflexión, pues se hizo justicia y se demostró que cuando se invoca la Ley y se pone bajo su paraguas, la Justicia te da la razón».

«Creo que los cinco podemos estar satisfechos de estar donde teníamos que estar, al lado de la Ley y sin poner en duda unas siglas ni ir contra nadie», ha proseguido Vázquez que ha añadido, de forma simbólica, que la sentencia hace que en este día «comience a salir el sol».
SILENCIO ADMINISTRATIVO

Por su parte, la jefa del servicio de Personal del Ayuntamiento de Ourense, Carmen Rodríguez, que además es la secretaria general de la agrupación socialista local, ha explicado a Europa Pres que estudia la posibilidad de algún recurso extrardinario ante la sentencia «al amparo de la Ley de procedimiento administrativo que deja claro que el intento de notificación ya es válido para estar en plazo».

En ese sentido, ha detallado que el pleno municipal que denegó la compatibilidad al funcionario en base a informes técnicos municipales -por incumplir varios requisitos relacionados con horario y honorarios-, se celebró en plazo legal, «igual que las notificaciones, que se hicieron en su casa, en la sede sindical en la que podría estar de horas sindicales, y en su puesto de trabajo en el Ayuntamiento».

«No puede haber silencio administrativo» ha añadido, y ha considerado «inaudito» que un funcionario que cobra más de 55.000 euros como asesor jurídico adjunto «pueda tener la compatibilidad porque hace maniobras de escapismo y no recoge la notificación» antes de enero de 2014, «cuando todas las anteriores, en las múltiples alegaciones y recursos de su expediente, las vino a recoger él, previo aviso».

La sentencia, según Rodríguez, no puede interpretarse como «aval» para la compatibilidad sino que alude «a un defecto de forma, y da la razón en todo lo demás».

Sobre la repercusión de la sentencia en la situación interna del PSdeG de la ciudad, Rodríguez ha dicho que no tiene nada que ver lo que dice el juzgado «con la motivación de los compañeros ediles para irse del pleno y no votar ese punto» ni con las causas que motivaron la apertura de expedientes informativos sobre su actuación.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar