Besteiro anima «a dar un paso al frente» a los aspirantes a dirigir el PSOE

image

 

El secretario xeral de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro, ha animado este miércoles a los aspirantes a dirigir el Partido Socialista a «dar un paso al frente» al margen del «método» de elección.

Así, Besteiro introduce una nueva fórmula, que denominó «a la gallega», para la elección del nuevo secretario general en el próximo congreso extraordinario del PSOE y, así, ha animado a los aspirantes a que «den un paso al frente».

En este sentido Besteiro, que se reconoce «hijo de primarias», ha propuesto a quien quiera ponerse al frente del PSOE que de ese paso al frente, independientemente de que «haya congreso o haya primarias».

«Yo fui lo que hice en marzo (2013). Lo dije claramente voy a presentarme a secretario xeral y lo voy a hacer haya congreso o haya primarias. Esa decisión fue la que me avaló en los siguientes meses cuando no sabíamos si iba a haber congreso o iba a haber un proceso de primarias», ha recordado.

«Que se animen, que no entremos en la discusión del método porque el método va a ser el que los militantes quieran, con una amplia participación», ha abundado el líder de los socialistas gallegos.

Además, Besteiro ha apelado a que ése es «el método a la gallega o el método del gallego», volviendo sobre su ejemplo cuando decidió aspirar a liderar a los socialistas de la comunidad en que dio «un paso al frente sin condiciones y, sobre todo, sin saber si iba a haber un congreso o un proceso de primarias».

En todo momento, el secretario xeral del PSdeG ha defendido el modelo de primarias, recordado que es «hijo de las primarias», aunque ha matizado que «quien quiera dar un paso al frente debe darlo y debe darlo con absoluta nobleza y firmeza y sin pensar tanto en cómo va a ser el procedimiento».

«PASO FIRME»

«Fue lo que hice yo en marzo de 2013. Comparecí delante de mi partido y les dije claramente que quería optar a ser secretario xeral hubiera congreso o hubiera primarias», ha reiterado. «Yo di el paso firme y creo que esa decisión es la que necesita este partido. Yo quiero ofrece una óptica distinta de la que se habla ahora y es la óptica personal de quien quiere dar un paso adelante, ponerse a disposición del partido, ayudar a este partido y que el militante o el delegado decida», ha subrayado.

Asimismo, ha manifestado que tiene claro que «los tiempos que tocan vivir no son los de hace diez años o de veinte, esa supuesta primacía de la jerarquía del partido no existe». «Ahora el militante da instrucciones a él mismo con su voto o bien a un delegado que no va a hacer nada de lo que no desee el militante. Pero si mi experiencia de hijo de las primarias vale defiendo que la gente que quiera hacerlo de un paso al frente y diga quiero ser secretario general de este partido, en este momento, o quiero ser candidato a presidente de gobierno», ha sentenciado.

Sobre que Eduardo Madina se haya postulado, ha señalado que le parecía «perfecto». «Puede haber muchos candidatos o uno, pero si hablamos de la libertad y de la decisión cómo vamos a condicionarla», ha sostenido. «Esto forma parte de una decisión personal de querer dar un paso y eso, para mi, es lo fundamental, lo otro es secundario», ha abundado.

RECHAZO A LA DERECHA

Sobre las reciente elecciones, ha incidido en que «hay un rechazo claro de las políticas de derecha que vienen desde Europa y que se ponen en práctica en Europa y en Galicia». Y preguntado en relación a que los socialistas dejen de ser «esenciales» para articular mayorías de izquierdas en las ciudades gallegas, se limitó a señalar el resultado electoral, que les coloca en porcentaje por encima del resto de partidos.

«Ayer me preguntaban esto, hay que extrapolarlo, pero ¿a qué? A las elecciones europeas de 2009, es que nadie se enteró en este país que en estos cinco años hubo poco menos que una guerra social, que hay una crisis económica profundísima y una crisis social más profunda, es una situación que hace incomparable los resultados de las elecciones europeas de 2009 con los de 2014», ha aseverado.

«Lo que pasó en este país y en Galicia, en concreto, es que se han tomado decisiones, los electores han tomado decisiones y es que las fuerzas de la izquierda suman 494.000 votos y la derecha se queda en 350.000, que son sus peores resultados de los últimos 30 años», ha matizado.

«Dentro de ese conglomerado de fuerzas de izquierda el Partido Socialista, a pesar de la bajada, y no es un bálsamo y no es ningún tipo de excusa, sigue manteniendo un porcentaje de voto de en torno al 23 por ciento y lo sitúa claramente como la fuerza de izquierda con más respaldo», ha concluido.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar