Rajoy compromete un «trabajo intenso» para recuperar la confianza de los electores

Rajoy ha manifestado en Bruselas que «el PP ha ganado las elecciones en España, ha sido la lista más apoyada, y el PSOE ha sido el segundo».

El presidente ha dado las gracias a las personas que han confiado en su partido y ha asegurado que «el Gobierno seguirá trabajando con toda la intensidad de que sea capaz para recuperar la confianza de los electores». Además, ha afirmado que no tiene pensado hacer ningún cambio en el Ejecutivo porque los ministros han trabajado bien.

Mariano Rajoy ha reconocido que ha tenido que tomar decisiones muy complicadas, que no han gustado a los ciudadanos, pero que van a producir resultados: «Yo espero que la gente comprenda que no hemos tomado decisiones caprichosas ni mucho menos decisiones que respondieran a prejuicios ideológicos. Lo que intentamos fue defender los intereses generales en una situación muy difícil, pero todas las decisiones tardan un cierto tiempo en producir efectos y pienso que a partir de ahora vamos a vivir la mejor etapa de la Legislatura».

Cuestionado sobre una posible crisis del bipartidismo, ha señalado que «los países donde hay más estabilidad política, más progreso y más bienestar son los países donde hay grandes partidos moderados y centrados, eso es lo que pasa en Alemania, en Estados Unidos y en tantos países de la Unión Europea.

El jefe del Ejecutivo ha confirmado que ha hablado con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras su anuncio de dejar la dirección de su partido, y le ha deseado que le vaya muy bien.

POSICIÓN EN ESPAÑOLA EN BRUSELAS

A su llegada a Bruselas, Mariano Rajoy ha manifestado que la posición del Gobierno de España es clara en lo que respecta a quién debe presidir la Unión Europea. En este sentido, ha recordado que el compromiso de los socios comunitarios es que presida la Comisión el candidato del partido más votado. «El PP europeo ha ganado y, por tanto, creemos que Juncker debe ser la persona tenida en cuenta como primer candidato», ha dicho.

El jefe del Ejecutivo ha reconocido que ningún partido tiene la mayoría y hay personas con diferentes formas de ver las cosas, por lo que considera bueno que el presidente del Consejo Europeo mantenga contactos con el Parlamento Europeo y con los gobiernos para designar al próximo presidente de la Comisión.

Sobre las prioridades políticas de la Unión Europea para los próximos cinco años, Rajoy ha señalado que hay que seguir avanzando en le proceso de unión económica, unión fiscal y unión política. «La gran prioridad tiene que ser el crecimiento económico y la creación de empleo. Esto es una prioridad para España pero creemos desde España que también lo es para el resto de los países de la Unión Europea», ha resaltado.

El presidente también considera positivo que el Banco Central Europeo esté dispuesto a tomar medidas en relación con la baja inflación pues «serían buenas para el crecimiento y el empleo».

Asimismo, ha expresado la preocupación de los países de la Unión por la política energética: «Vamos a apostar muy fuerte por las interconexiones a través de Francia en materia de gas y electricidad. Este es un tema capital para la gente por los precios que pagamos por la energía».

Mariano Rajoy ha avanzado que va a plantear a los socios que en materia de inmigración «toda Europa tiene que tener la misma regulación puesto que somos un espacio donde hay libre circulación de personas. En los temas de derechos, de deberes, de obligaciones, de control de fronteras éste es un tema que debemos resolver».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar