AGE ve en Podemos un posible aliado político

AGE_Lidia Senra_Martiño_informal

Los coordinadores de la campaña de Alternativa Galega de Esquerda en este proceso electoral, Rubén Pérez (Esquerda Unida) y Martiño Noriega (EU), junto con Juan Martínez (Espazo Ecosocialista), han remarcado que los resultados del pasado domingo obtenidos supusieron el «objetivo cumplido» de introducir a Galicia en la «internacional de los agredidos», y, aunque «de no haber existido Podemos, el impacto de AGE» podría «haber sido mayor», ven en la formación que lidera Pablo Iglesias una «oportunidad» y un «aliado» para el futuro, y no rival.

«No competimos entre iguales», afirmó, en rueda de prensa, el coordinador de Anova, Martiño Noriega, quien se ha fijado en la bajada de los partidos tradicionales y en el cambio de «comportamiento electoral de la gente», lo cual ha considerado «que no es algo puntual, sino estructural; y el cierre por derribo del pacto de la Constitución».

Para Noriega, AGE «estaría dando la espalda» a la realidad si considerase a Podemos «como una amenaza» y, al contrario, ha apostado por sumar fuerzas de toda la izquierda «rupturista», en la que insiste en que tiene cabida el BNG, para «dar la batalla». «Nadie sobra, todos somos necesarios», ha insistido en referencia a Podemos, con quien compartirán grupo parlamentario en la Eurocámara.

Es más, Rubén Pérez ha considerado que «una gran Syriza en el Estado español» es posible. «No lo descarto», ha manifestado, en su análisis en el que ha subrayado que «por fin la política de alianzas no se define con el PSOE, sino con otras fuerzas que no reniegan de la izquierda» y con las que, ha remarcado, hay «confluencia de programas».

Así las cosas, el secretario de Organización de Esquerda Unida ha incidido en que, con los resultados del domingo electoral, «Feijóo no gobernaría en Galicia» y AGE «se consolida como tercera fuerza política en Galicia».

Además, ha destacado que la candidatura estatal de la Izquierda Plural, junto con los escaños de Podemos, conformarán la «delegación más importante» de diputados del grupo parlamentario de la izquierda europea (con 10).

En este contexto, y después de reivindicar que la Izquierda Plural ha tenido el segundo mejor resultado de la historia de IU, Rubén Pérez ha augurado que la «confluencia» de su organización y Podemos es una cuestión «social», más allá de los «aparatos» de un partido. Sobre la organización de Pablo Iglesias, de la que dice que él de los que piensan que «viene para quedarse», ha considerado que «tiene que desarrollarse territorialmente».
«CONCENTRACIÓN PARCELARIA»

Por su parte, Martiño Noriega ha destacado que se consiguieron los «objetivos fundamentales» cuando se inició este proceso de unión de formación, que él denomina «concentración parcelaria», y entre los que estaba «golpear el espacio de privilegio del bipartidismo» además de «articular un movimiento en la izquierda rupturista», que también defiende «el derecho a decidir de los pueblos».

Más allá de la coalición, ha dicho, Noriega ha remarcado el «proceso de acumulación de fuerzas en el que se abre un espacio esperanzador» con un bajada del 50 por ciento en el resultado de los votos de PP y PSOE junio.

Un fenómeno que ha calificado de «tsunami» y que seguirá, ha asegurado, en el «futuro» con más «acumulación de fuerzas» para «un proceso constituyente, que ponga los derechos de las personas por encima del capital», como dice –ha parafraseado– la candidata Lidia Senra, que optó por un segundo plano en esta rueda de prensa.

En cuanto al comunicado de los críticos de Anova, emitido este lunes y en el que censuraban de nuevo la coalición elegida, Martiño Noriega trató de evitar la polémica afirmando únicamente que «no» comparte «la lectura» realizada por este colectivo y que sus «energías están concentradas» en la «acumulación de fuerzas y no en otras cuestiones. Abogó por «abandonar aparatajes (de partido) y «poner lo que nos une y no lo que nos separa» encima de la mesa.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar