Un jurado popular declara culpable al joven de O Grove que mató al hermano de su novia

El jurado popular ha declarado por unanimidad culpable al vecino de O Grove, Alberto S. V., por el homicidio de David Barreiro en un garaje de este municipio en el año 2012.
Por unanimidad los miembros del jurado le han encontrado culpable de dar muerte «intencionadamente» de una puñalada al hermano de su novia con la circunstancia agravante de abuso de superioridad.
El fallo del jurado se leyó a las 19,30 horas de este jueves en audiencia pública. Así, después de siete horas de deliberación los miembros del tribunal popular alcanzaron unanimidad en todos los puntos del cuestionario objeto del veredicto, que les fue entregado esta misma mañana.
Ante este fallo la fiscal solicitó al tribunal que se le imponga al acusado una pena de 15 años de prisión, la máxima recogida en el Código Penal por un delito de homicidio. La Fiscalía interpreta, en base a las deliberaciones del jurado, que Alberto S., «en el momento de clavarle la navaja (a David), anuló prácticamente sus posibilidades de defensa». De modo que considera que la pena que debe imponer el tribunal debe estar más próxima a la de un delito de asesinato, por la «cercanía de estos hechos a un asesinato».
Esta misma consideración plantea la acusación particular, ejercida por los padres de la víctima, que solicitó una condena «como mínimo de quince años» al entender que «no sería justa una pena que no fuese superior a quince años».
Por su parte la defensa de Alberto S., que durante el juicio había solicitado su libre absolución ya que insistía en que la forma en la que actuó fue en legítima defensa, tras escuchar el veredicto de culpabilidad pidió a la juez que le condene a la pena mínima para un caso de homicidio con agravante que sería de 12 años y medio de cárcel. La defensa recordó que cuando sucedieron los hechos, el acusado acababa de cumplir los 18, la víctima tenía 20 años.
«EN ESTE CASO HEMOS PERDIDO TODOS»
Tras escuchar el veredicto y las peticiones de pena solicitadas por la fiscalía y la acusación particular, la madre del acusado calificó el fallo como «desproporcionado» e indicó que «los padres y la hermana saben perfectamente que es excesivo».
«En este caso hemos perdido todos. Todos a lo largo de los años tendremos que pensar que fallo hemos cometido, como padres y hermanos de la víctima y del acusado», ha señalado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar