«Solidaridad a Futuro», encuentro de UNICEF en Vigo

Las crisis humanitarias derivadas de conflictos o de desastres naturales tienen un efecto devastador sobre las condiciones de vida de la infancia. Los niños son siempre los más vulnerables en las crisis humanitarias, y la mayoría está en peligro de sufrir enfermedades, desnutrición, explotación y abusos. Muchos tienen que interrumpir su educación y padecen graves trastornos psicológicos. Todo ello genera consecuencias negativas a largo plazo en sus vidas y sus comunidades.

NYHQ2011-0358Las herencias y legados constituyen una importante fuente de financiación que permite a UNICEF responder de inmediato y de forma efectiva ante situaciones de emergencia. Son fondos que proporcionan a UNICEF flexibilidad para atender las necesidades más acuciantes y prioritarias de la infancia, como la distribución de artículos básicos de emergencia: suplementos alimenticios, agua potable, mosquiteras, kits de primeros auxilios, materiales de educación, etc. en las primeras 72 horas tras una emergencia. Pero también permiten la proyección a largo plazo de nuestra acción en el terreno, permitiendo no sólo la asistencia en situaciones críticas, sino también la mejora estructural de las condiciones de vida de la infancia.

Estas dos ideas centraron el encuentro “Solidaridad a futuro” que este miércoles se celebró en el Centro Social de la Fundación NCG de Vigo.

En esta jornada participaron, además de la presidenta UNICEF Comité Vigo, Gloria del Río, la coordinadora de Proyectos de Comunicación y portavoz de UNICEF Comité Español durante la emergencia de Filipinas, Diana Valcárcel, y José María del Romero, abogado especialista en Derecho de Sucesiones y asesor de UNICEF, entre otros.

En su intervención, Diana Valcárcel explicó cómo actúa UNICEF ante emergencias de esta envergadura. Indicó que en los 29 países en los que UNICEF intervino en 2013, se trató contra la desnutrición aguda grave a 1,9 millones de niños; se vacunó contra el sarampión a 24,5 millones de menores; se llevó agua potable para beber, cocinar y aseo personal a 19,9 millones de niños; además de ofrecer apoyo psicosocial para casi un millón de menores. También permitió el acceso a la educación de 2,7 millones de niños.

Valcárcel explicó el caso concreto de Filipinas, el país más afectado por el paso del tifón Yolanda que, al igual que en otros desastres naturales, afectó especialmente a la infancia. De hecho, más de 5 de los 14,1 millones de afectados son niños. En estos casos, los niños son los que sufren una mayor desprotección ante casos de trata, abusos y tráfico ilegal; sufren un gran trauma psicológico y se ven expuestos a enfermedades por falta de agua, escaso acceso a una atención médica o la interrupción de las rutinas vacunales, entre otros efectos.

El 95% del dinero, de aportaciones particulares

En este sentido, Diana Valcárcel explicó los logros de UNICEF en los seis meses que han pasado desde el citado tifón gracias a la solidaridad internacional. Indicó que para esta Emergencia, UNICEF recaudó en toda España un total de 7,6 millones de euros. Resaltó que el 95 por ciento de este dinero procede de aportaciones del sector privado (empresas y particulares), y sólo el cinco por ciento de ayuda gubernamental. En el caso de Galicia, el importe total donado fue de 185.654,65 euros destinados íntegramente a ayudar a la infancia de Filipinas.

En su exposición, la responsable de Proyectos de Comunicación de UNICEF España explicó que además de reacciones solidarias puntuales como la surgida entre la población gallega y española tras el tifón Yolanda, las herencias y legados constituyen una fuente de financiación clave para poder respuesta a esta y otras emergencias.
En este sentido, el abogado José María del Romero, experto en Derecho de Sucesiones explicó cómo se puede declarar a UNICEF heredero, coheredero o realizar un legado, y qué requisitos se deben seguir para que la solidaridad de una persona continúe en generaciones venideras.

En el caso concreto de Galicia, las sucesiones se rigen por el Derecho Civil Gallego que estipula la legítima de los descendientes en la cuarta parte del haber hereditario. Respecto al cónyuge viudo corresponde el usufructo vitalicio de una cuarta parte. En el caso de que no concurra con descendientes la legítima del cónyuge viudo es el usufructo vitalicio de la mitad. El resto de la herencia será de libre disposición.

UNICEF acepta todo tipo de donaciones: bienes inmuebles, como viviendas o fincas; otros bienes, como joyas, obras de arte, efectivo en entidades bancarias; o en metálico, como fondos de inversión, acciones o seguros de vida. UNICEF garantiza que el proceso hereditario hasta la adjudicación de los bienes se realizará de forma diligente colaborando con las otras partes, si las hubiera, y dando cumplimiento a las obligaciones legales y fiscales.

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en el terreno en más de 190 países y territorios para tratar de garantizar a los niños y las niñas el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia.

UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiando en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar