La oposición parlamentaria pide la dimisión de los concejales compostelanos

Los tres grupos que conforman la oposición en el Parlamento de Galicia –PSdeG, AGE y BNG– han pedido este martes al presidente de la Xunta y jefe de filas del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, que «asuma sus responsabilidades» y fuerce la dimisión de los siete concejales de su formación en Santiago que ayer se sentaban en el banquillo de los acusados por un supuesto delito de prevaricación.

Sin embargo, el portavoz de los populares en la Cámara autonómica, Pedro Puy, ha descartado que el actual sea el momento de tomar decisiones y ha emplazado cualquier medida hasta que se conozca la sentencia, que, ha dicho, espera que sea «la absolución».

En su habitual comparecencia ante los medios tras la reunión de los portavoces preparatoria del próximo pleno, fue en primer lugar el representante del BNG, Francisco Jorquera, quien ha hecho hincapié en que una de las edilas encausadas, María Pardo, reconoció en sede judicial haber cometido «un enorme error político».

«Cuando se cometen errores políticos, hay que asumir responsabilidades en el plano político», ha abundado, aun dejando al margen las repercusiones judiciales de ese «error», y ha pedido la dimisión de los siete «por higiene política». Por último, el nacionalista ha criticado que Feijóo lleve fuera de Galicia desde el lunes para evitar «dar explicaciones». «La huida forma parte de su curriculum», ha sentenciado.
«LASTIMA LA DEMOCRACIA»

Para el viceportavoz de AGE Xabier Ron, «la foto de los siete ediles sentados en el banquillo de los acusados lastima a la democracia», pues pone en evidencia que falta «la ética que debe impregnar a todo cargo público».

Dicho esto, ha señalado que la situación en que está inmersa la capital gallega «no es de ahora», sino desde la llegada del PP al Consistorio, con el anterior alcalde, Gerardo Conde Roa, que tuvo que dimitir tras haber cometido fraude fiscal. «Ahora incluso se le llama Santiago de Corruptela», ha añadido, para lamentar que «es triste» que la ciudad «sea conocida por la corrupción».

En este escenario, y tras dejar claro que «no todos los políticos son iguales», ha reprobado que Feijóo haya decidido marchar llevándose «su responsabilidad en las maletas». «Después habla de códigos éticos que no es capaz de aplicar», ha evidenciado, tras indicar que son «incontables» los casos de imputados y procesados en filas populares.
SIN «PRINCIPIOS ÉTICOS»

También el portavoz del PSOE en el Pazo do Hórreo, José Luis Méndez Romeu, ha puesto el foco –al igual que en días pasados– sobre varios alcaldes del PP procesados y sobre altos cargos de la Xunta en distintas situaciones procesales.

«Feijóo debería tener unos principios éticos y que fueran aplicados», ha juzgado, al ser preguntado qué decisiones deberían tomarse en Santiago, y ha criticado de paso que «los principios de Feijóo evolucionan de acuerdo con la situación que tiene el PP».

Como ejemplo de ello, ha recordado que el pasado año el PP aceptó su propuesta de crear una comisión de prevención de la corrupción para «pactar unas normas» que diesen a la ciudadanía «la convicción» de que se tomarían medidas frente a «esta lacra», pero lleva paralizada «desde el pasado mes de julio». «Es evidente que no quieren que haya acuerdo para tener las manos libres y actuar con una laxitud absoluta», ha concluido.

Y es que, ha agregado el dirigente socialista, el PP en Galicia «tiene un problema» aun sin tener en cuenta la trama Gürtel y la investigación del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz sobre financiación irregular del partido y sobresueldos en ‘b’ a sus cargos.
«NINGUNA MEDIDA»

«Yo creo que en el Ayuntamiento de Santiago no hay que tomar ninguna medida política hasta que se sepa cuál es el resultado del proceso judicial», ha respondido a los periodistas Puy Fraga, antes de apuntar que «hay pruebas y declaraciones» de funcionarios que «apuntan a que la decisión –de que el consistorio pagase la defensa de otro concejal imputado en la Operación Pokémon– no implica la comisión de un delito».

Es por ello que, bajo su punto de vista, no cabe más que «esperar a que haya una decisión» sobre esos siete concejales que están siendo sometidos a juicio y ha descartado que exista ya un ‘plan b’ por si resultan inhabilitados. «El ‘plan a’ es confiar en que la Justicia valide una decisión que creemos que ayer fue avalada por los servicios jurídicos del ayuntamiento», ha replicado.

Así las cosas, ha concluido expresando su deseo de que la sentencia «aclare» todos los aspectos en cuestión, toda vez que –desde su óptica– este asunto «no habría suscitado la más mínima controversia política» de no haber llegado a los tribunales.

Sobre lo que no querido pronunciarse es sobre las palabras de María Pardo admitiendo que había sido «un enorme error político», pero ha aprovechado para responder a las críticas a la «huida» de Feijóo recordando que también el líder de AGE, Xosé Manuel Beiras, «va a dar mítines de Syriza por el mundo adelante».

«Y me parece bien. Me parece bien que haya personalidades gallegas cuya opinión sea requerida en otros ámbitos políticos que no sean el estrictamente gallego», ha finalizado
Imprimir

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar