1,5 millones para reparar daños del temporal en Galicia y León

Consello de Ministros_actualizada sen Arias Cañete

El Consejo de Ministros ha aprobado destinar 1,5 millones de euros a las obras de emergencia para reparar los daños provocados por los temporales en la demarcación hidrográfica del Miño-Sil en las provincias de Lugo, Orense, Pontevedra y León entre diciembre de 2013 y febrero de 2014, al tiempo que concederá un crédito extraordinario al Ministerio de Fomento para reparar los daños en carreteras que causaron los temporales del invierno en vías de La Coruña, Lugo y Pontevedra.

Según ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, estas obras, con un importe de 1,5 millones de euros, tienen tres objetivos prioritarios como son reponer a su estado original las zonas situadas en el dominio público hidráulico que resultaron dañadas, reparar los daños causados por el agua tanto en las infraestructuras hidráulicas y viarias como en las márgenes de los ríos, y mejorar su capacidad de desagüe.

En concreto, el Gobierno ha subrayado que ya se está actuando en los tramos afectados por las lluvias en las provincias de Lugo (entorno embalse Vilasouto y Val de Lemos; de los ríos Sarria y Celeiro; en el paseo fluvial del río Asma, en Chantada; y en el paseo fluvial del arroyo Da Ribeira, en Quiroga), de Ourense (márgenes del río Caldo, en Lobios; y en los ríos Matabois, Requeixo, O Regato y Bibei); de Pontevedra (márgenes río Tamuxe, en O Rosal, y en las márgenes del río Loura, en O Porriño); y de León (entorno al embalse de Bárcena y a los regadíos del Bierzo; en los márgenes del río Selmo, en Friera; y en la margen derecha del río Boeza, en Folgoso de la Ribera).

Así, el Gobierno recuerda que en los dos meses transcurridos entre el 15 de diciembre de 2013 y el 15 de febrero de 2014 se registraron un total de 25 temporales de viento y lluvias en la zona noroeste del país, que afectaron de forma especialmente importante al territorio de la demarcación hidrográfica del Miño-Sil, provocando importantes crecidas en todos los ríos de esta cuenca que causaron cuantiosos daños.

Por otro lado, en la reunión del Ejecutivo se ha aprobado también una actuación de emergencia por un importe de 1,8 millones de euros para adecuar y recuperar el cauce del río Guadalquivir a su paso por la ciudad de Córdoba, que resultó dañado por las «excepcionales» precipitaciones del pasado año hidrológico.

Estas lluvias produjeron avenidas e inundaciones que arrastraron lodo y vegetación que se depositaron en el entorno de la ciudad, tanto en las márgenes del cauce como en las pilas de los distintos puentes que hay sobre el Guadalquivir.

Su limpieza no ha sido posible hasta que no ha bajado el nivel del río, cuyo caudal se ha mantenido muy elevado por los necesarios desembalses para mantener los resguardos de seguridad en los embalses, solapándose esta situación con la campaña de riego.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar