Rubalcaba discrepa abiertamente de Felipe González sobre un gobierno de coalición

Rubalcaba y González, en un acto de partido.
Rubalcaba y González, en un acto de partido.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, discrepa por completo de Felipe González
sobre la conveniencia de que los dos grandes partidos formen un posible gobierno de coalición en el futuro y ha mantenido que esta opción no es válida ni para su partido ni para España, apuntando literalmente que «mientras yo sea secretario general no habrá un gobierno de concentración», ha garantizado.

24 horas antes, el expresidente del Gobierno Felipe González apostaba abiertamente en una entrevista por que PP y PSOE imiten a los partidos mayoritarios de Alemania y formen una gran coalición de gobierno «si el país lo necesita».
González afirmó que no vería mal un Gobierno del PP apoyado por el PSOE «o al revés», pues cree que las formaciones deben responder a lo que «España necesite en cada momento «. «No hay ninguna demostración de que la dispersión del voto, que es legítima, ayude a arreglar los grandes problemas del país», señaló.
A su juicio, lo más preocupante es que los líderes del PP y del PSOE, Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, respectivamente, no han planteado qué quieren hacer con el país. «Lo más preocupante es que nadie sea capaz de decir en 20 minutos y con credibilidad qué quiere hacer con España en los próximos 20 años», ha señalado.

Ahora, Rubalcaba ha planteado claramente «Yo no lo veo», en otra entrevista, argumentando que España no tiene «tradición» en configurar un gobierno de coalición y «dejar a una parte sustantiva de la población sin alternativa».

Dicho esto, ha reconocido que se ha extendido el «rumor» de que con él al frente del PSOE sería más fácil alcanzar este tipo de pacto con el PP, pero lo ha atribuido a un tipo de «maldades políticas» que son «pequeña política que no le interesa a nadie».

Rubalcaba ha defendido que ya ha «demostrado» que no le «falta valor» para hablar con el PP cuando cree que «hay que hablar» y así lo ha hecho en asuntos como la lucha antiterrorista –«incluso cuando me daban con ella en la cabeza», ha dicho– y no le han «dolido prendas» en votar con el partido de Mariano Rajoy en asuntos como el no al referéndum en Cataluña, pero ha desvinculado estos pactos de lo que supondría un Gobierno de concentración.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar