El acusado de matar a su vecina de Arteixo niega haberla degollado

El hombre acusado de matar y robar en febrero de 2013 a una vecina en Arteixo (A Coruña) ha negado en el juicio haber degollado a la mujer y ha declarado que forcejearon durante una hora, y que fue la propia víctima la que, de manera «accidental», se clavó el cuchillo al caerse suelo.

Los hechos se remontan al 1 de febrero de 2013 cuando, según sostiene la Fiscalía, el acusado vio salir a la mujer, de 74 años, del banco y fue con ella hasta su domicilio pidiéndole dinero, actitud que a la mujer no le pareció sospechosa ya que lo conocía.

Al llegar ésta a su domicilio, el acusado se marchó pero regresó presuntamente a los pocos minutos, donde se encontró a la mujer colgando la ropa en el exterior y de espaldas. El acusado la arrastró hasta un alpendre, donde supuestamente la golpeó con las manos y con un objeto contundente, y la acuchilló, según el relato de hechos.

Tras acabar con la vida de la víctima, el acusado sustrajo el dinero que ésta tenía en la cartera. Después, con la intención de conseguir más, se dirigió a la sucursal de un banco en Arteixo, donde logró llevarse algo más de 1.000 euros, según sostiene el Ministerio publico.
«NO QUERÍA HACERLE DAÑO»

En el juicio que ha acogido la Audiencia Provincial de A Coruña, el acusado, para el que la Fiscalía pide 35 años de prisión, ha reconocido que acudió a la vivienda de la mujer para pedirle dinero, pero «no quería hacerle daño», asegura.

En su declaración, ha negado que golpease y que acuchillase a la mujer sino que, según ha señalado, los dos forcejearon y la víctima «accidentalmente» se clavó el cuchillo al caerse al suelo.

«Ella se me cayó encima y se clavó el cuchillo de manera accidental. Yo no la acuchillé», ha declarado el acusado que, ante el tribunal, ha reconocido que tras los hechos ocurridos se dirigió a un banco de Arteixo, de donde se llevó mil euros a punta de navaja.
PENAS

En la sesión de este martes, también ha declarado el hijo de la víctima, que ha asegurado que su madre tenía el cuerpo «lleno de golpes» cuando la encontraron sin vida en el interior de la casa.

Por todo ello, la Fiscalía y la acusación particular solicitan una pena de 35 años de prisión para el acusado por un delito de asesinato con alevosía y dos robos. El juicio continuará este miércoles en la Audiencia Provincial de A Coruña.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar