Se investiga si la muerte de Arteixo fue un suicidio pactado

La mujer hallada muerta en la madrugada de este lunes en una vivienda de la localidad coruñesa de Arteixo no presentaba «signos de violencia», según ha informado la Guardia Civil.

Estas mismas fuentes ha explicado que las investigaciones se centran en determinar si lo ocurrido responde un supuesto suicidio pactado entre la fallecida y su hijo, encontrado con lesiones de arma blanca.

Sobre las 2,00 horas, los Bomberos de Arteixo recibieron un aviso para abrir un piso ubicado en la calle Alcalde Manuel Platas Varela, en la población de Villarrodís, en Arteixo. En el aviso, se comunicaba que, supuestamente, un hombre se había intentado suicidar en la vivienda.

Al lugar, se trasladaron agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local, que finalmente accedieron al domicilio por una terraza que estaba abierta.

Al entrar en la vivienda, los efectivos desplazados hallaron el cadáver de una mujer, de 88 años, y a un hombre, su hijo, de 64 años e iniciales R.A.B, que presentaba heridas de arma blanca y se encontraba «muy malherido», han precisado fuentes de la Guardia Civil.

Personal del 061, que desplazó hasta la zona una ambulancia medicalizada y otra asistencial, además de hacerlo también un médico del PAC de la zona, trasladó al hombre al Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac), donde permanece ingresado.
INVESTIGACIÓN

A la espera de los resultados de la autopsia que se practicara a la mujer, la Guardia Civil investiga si hubo un suicidio pactado entre madre e hijo.

En el caso de éste, han confirmado que el hombre intentó quitarse la vida y han precisado que ahora está por determinar si en el caso de la madre «se suicidó ella o él le ayudó», han añadido fuentes de la Benemérita.

Por otra parte, han señalado que la mujer no presentaba «signos de violencia». Además, los investigadores han descartado que pueda tratarse de un caso de violencia de género.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar