Libertad con cargos para los 22 miembros de la banda rumana de Santiago

Un total de 22 detenidos como supuestos miembros de una banda organizada que actuaba en la comarca de Santiago han quedado en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial en la capital gallega durante la pasada jornada. Fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) han concretado que se les imputan supuestos delitos de estafa y hurto, ambos continuados.

Aunque la Guardia Civil detuvo en la pasada jornada un total de 23 personas –12 mujeres y 11 varones, todos ellos de nacionalidad rumana–, las fuentes del TSXG han precisado que sólo 22 pasaron a disposición judicial en Santiago y que todos ellos quedaron en libertad con cargos.

Según han explicado fuentes del Instituto Armado, agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil, con el apoyo del Servicio de Intervención Rápida (SIR) de la Comandancia de A Coruña, detuvieron este jueves en una vivienda rural de la comarca de Santiago a 23 personas, supuestos integrantes de esa banda organizada que en su ‘modus operandi’ solía «abordar a personas mayores que transitaban por la vía pública».

Así, «distraían» a sus víctimas, sobre todo ancianos, y les «ofrecían la posibilidad» de participar en actividades relacionadas con alguna ONG. En el argot policial se les conoce como «carpeteros».

El dispositivo policial se enmarca en la denominada ‘Operación Golfiños’ y, en él, se llevaron a cabo varios registros, en domicilios y coches, en los que se lograron intervenir diversas joyas y relojes, además de varias carpetas que «utilizaban para el engaño». Junto con estos efectos, también fueron intervenidos los ocho turismos de los que disponían.

GRUPOS NO MENOS DE DIEZ PERSONAS

El ámbito de actuación de esta banda, siempre en grupos de no menos de 10 personas, abarcaba todo el territorio gallego y, aunque vivían de manera itinerante alojándose en casas rurales –ya que fueron investigados en Málaga, Alicante, Pamplona o Santander–, «las provincias más afectadas» por sus acciones en Comunidad gallega han sido las de A Coruña y Pontevedra.

Por el momento, se les atribuye una veintena de hechos delictivos en Galicia, aunque la investigación no descarta que hayan podido cometer otras actuaciones que no han sido denunciadas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar